Internacional

4 niños muertos en situación de atrincheramiento — Trágico final

4 niños muertos en situación de atrincheramiento — Trágico final

El propio jefe de Policía lamentó que este episodio haya tenido un final tan "trágico" y "triste". "Nuestros corazones están con las fmailias de esos cuatro niños", concluyó.

Gary Wayne Lindsey Jr., quien tenía antecedentes penales por incendio premeditado y violencia doméstica, también fue encontrado muerto, según dijo John Mina, jefe de la Policía de Orlando durante una conferencia de prensa celebrada el lunes por la noche.

En el transcurso del enfrentamiento, los negociadores de la policía hicieron contacto con Lindsey varias veces y lo instaron a entregarse.

Ocurrió en un departamento de la ciudad de Orlando, en la Florida, Estados Unidos. Uno de los policía resultó herido y se encuentra en estado crítico.

Bianca Booker coloca flores en una valla en el monumento creado para las víctimas del tiroteo en el club nocturno Pulse.

Vlog: Así se vivió EA Play 2018
Los amantes de los videojuegos se dan cita hoy en Los Ángeles para asistir a la primera conferencia del E3 2018 , el mayor evento de videojuegos del mundo donde además se presentan los anuncios más bizarros del sector.

La mujer había huido del apartamento dejando atrás a los cuatro niños, dos de ella y los otros dos de Lindsey.

Cuando los policías llegaron cerca de la medianoche al complejo de apartamentos para hacerse cargo de la situación, el sospechoso abrió fuego e hirió de gravedad a uno de los agentes, Kevin Valencia, dando inicio a un atrincheramiento que se prolongaría hasta la noche del lunes.

Los registros judiciales muestran que Lindsey tenía un extenso historial delictivo.

Sin embargo, poco antes de las 9:00 p.m. hora local del lunes, un agente se percató del cuerpo sin vida de uno de los niños dentro del apartamento, por lo que las autoridades decidieron iniciar un operativo de rescate del resto.

Las autoridades irrumpieron en el apartamento cuando al intentar darle un teléfono a Lindsey para comunicarse mejor se dieron cuenta de que al menos uno de los niños estaba muerto.