Internacional

Niña de cinco años sufrió extraña parálisis por una garrapata

Niña de cinco años sufrió extraña parálisis por una garrapata

El miércoles se despertó sin poder mover las piernas.

A través de sus redes sociales, Jessica Griffin contó el calvario que vivió con su pequeña hija de cinco años quién padeció una parálisis repentina. La madre quiso continuar la rutina cotidiana, por lo que le ayudó a vestirse y luego la peinó y fue ahí cuando vio a una enorme garrapata aferrada al cráneo de su hija. En ese mismo instante, pensó que eso era la causa de la parálisis, y arrojó a la garrapata a una bolsa plástica.

Terminó de vestirla y la llevó de inmediato a un hospital.

La parálisis se produce por garrapatas hembra a punto de poner huevos y los expertos explicaron que estos insectos son más activos de abril a septiembre.

"¡Después de un montón de análisis de sangre y una tomografía computarizada de la cabeza la han diagnosticado con una parálisis de garrapata!" La Fundación Estadounidense de Enfermedad de Lyme sostuvo en su página web que después de que se alimenta de sangre y se hincha la zona, segrega una neurotoxina. Jessica inmediatamente sospechó que la parálisis de su hija se debía a eso y después de retirarla de la cabeza de la niña se la llevó al hospital.

El peligroso insecto que puede provocar parálisis en los niños
Una garrapata causó parálisis en una niña de cinco años

Jessica informó que la pequeña niña, identificada como Kaylin fue dada de alta y se recuperó de forma satisfactoria pero envío un mensaje a los padres para que revises a sus hijos de manera constante y así eviten que tengan este tipo de padecimientos.

En el cuero cabelludo, la garrapata chupa sangre y genera esta parálisis, aunque la mayoría de las veces los síntomas suelen aparecer entre cinco y siete días después del "ataque".

El malestar comienza por las extremidades inferiores hasta pasar a las superiores, es decir, desde las piernas hasta la cabeza.

Pero una vez que es sacada de su lugar de confort, la recuperación del paciente suele ser -por lo general- inmediata. "¡Todo volvió a la normalidad!". Pese a que su madre le hablaba, Kailyn no podía responder ni se movía.