Financiera

Uber crea sistema que reconoce borrachos para no llevarlos

Uber crea sistema que reconoce borrachos para no llevarlos

¿Alguna vez has tenido que llevar a casa a un amigo borracho? ¿Alguna vez has tenido que limpiar el desastre que tu amigo dejó en tu asiento trasero?

Ahora es UBER quien apunta a mejorar su aplicación a través del desarrollo de un sistema informático que permite identificar a un usuario que se encuentre en estado de ebriedad al momento de solicitar un servicio, de acuerdo con una solicitud de patente presentado por el gigante de transporte privado.

Al parecer, Uber podría saber si te pasaste de copas o no gracias al uso de la tecnología. Por ejemplo, hay menos posibilidades de que el usuario se emborrache a las 10 de la mañana mientras solicita un traslado de su casa al banco, en comparación con el viernes por la noche en un área llena de pubs.

No cabe duda que es un gran problema cargar con borrachos y Uber se dio cuenta de eso. Una solicitud patentada de la empresa describe que el sistema podría identificar si alguien muestra una conducta poco característica mediante pequeños (o grandes) cambios en su comportamiento cuando utiliza Uber.

La Inteligencia Artificial es el futuro, y así lo están demostrando compañías como Apple o Google en los productos que nos llegan a los usuarios como Google Assistant o Siri, pero no sólo los asistentes virtuales se valen de este tipo de tecnología, sino que la podemos ver aplicada a muchísimos más ámbitos.

Entonces, ¿por qué la necesidad de un sistema así?

Uber asegura que esta tecnología también servirá para evitar que los usuarios ebrios utilicen la opción de compartir viaje con otros pasajeros, a través de UberPool, para evitar eventuales conflictos o molestias. Para Uber, la aplicación de este sistema no sería sólo avisar al usuario, sino especialmente a los conductores; y es que nadie quiere que le vomiten en su coche.

Sin embargo, también existen problemas con dicho diseño, como lo señala CNN Money.

Lo anterior permitirá a Uber avisarle al conductor del estado en el que se encuentra el usuario, por lo que el chofer, al saber de antemano la situación, podrá tener la libertad de rechazar el viaje.