Financiera

Entre selfies y saludos el líder de Corea del Norte recorrió Singapur

Entre selfies y saludos el líder de Corea del Norte recorrió Singapur

La OTAN celebró la cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte, y anunció que apoya todos los esfuerzos encaminados a la desnuclearización de la península coreana, este martes por medio del secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg.

"China se alegra porque es lo que hemos estado esperando" todo este tiempo, afirmó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, que insistió en la gran importancia de este encuentro.

"El presidente Trump se compromete a ofrecer garantías de seguridad a la República Popular Democrática de Corea y el presidente Kim Jong-un reafirmó su firme e inquebrantable compromiso para la desnuclearización de la península de Corea", señala la declaración conjunta.

Ahora, añadió, se debe seguir trabajando para construir la confianza mutua necesaria para afrontar las dificultades y alcanzar un acuerdo par la desnuclearización y el establecimiento de la paz.

Funcionarios de Estados Unidos y Corea del Norte llevaban a cabo conversaciones el lunes en Singapur, en un intento por resolver las diferencias antes de que sus líderes sostengan una cumbre sin precedentes que apunta a encontrar vías para poner fin a una disputa nuclear en la Península Coreana.

Pero a pesar de brindar su apoyo, Beijing también ha manifestado siempre su postura de acompañar las sanciones con diálogo político, como el que tuvo lugar en Singapur.

Lo más desconcertante para sectores demócratas y republicanos en el Congreso así como en los estamentos militares, es que el presidente Trump, no bien terminó el encuentro declaró su intención de cesar los ejercicios militares con Corea del Sur, su aliado incondicional y uno de los factores más importantes para que la cumbre de Singapur no fracasara.

Pero, después de conocer los cuatro puntos del documento firmado por los dos mandatarios, es imposible lanzar las campanas de celebración que reclama el presidente Trump.

La cumbre de Singapur, cuyo objetivo es tratar la posible desnuclearización de Pyongyang, es la primera entre mandatarios de ambos países tras casi 70 años de confrontación a raíz de la Guerra de Corea (1950-1953), y 25 de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano.