Internacional

Alemania aprueba extraditar a Puigdemont a España solo por malversación

Alemania aprueba extraditar a Puigdemont a España solo por malversación

"En los países democráticos los hechos descritos por el juez [instructor de la causa contra varios dirigentes independentistas en el Tribunal Supremo, Pablo] Llarena no son constitutivos de delito alguno... no hay rebelión, no hay sedición y no hay desórdenes públicos", escribió Boye, quien en mensajes posteriores subrayó que la decisión de los jueces alemanes "es un primer paso de cara a impedir la entrega de Puigdemont y, sin duda, una demostración de lo acertado que fue trasladar el debate jurídico a Europa".

Si Llarena dijera que sí, podría producirse una imagen insólita en los próximos meses: ver a Puigdemont sentado en el banquillo de los acusados enfrentándose a una pena máxima de 12 años, mientras a su lado los que fueron su vicepresidente Oriol Junqueras y sus exconsejeros podrían ser condenados a más de 30 años de cárcel al acumular los delitos de rebelión y malversación.

"La intensidad y dimensión de los violentos disturbios podrían haber servido para presionar al Gobierno para ceder a los separatistas", sostuvo la Fiscalía de Alemania. Lucharemos hasta el final, y ganaremos!

De esta manera el tribunal ha rechazado la extradición del político catalán por el cargo de rebelión.

Carlos Alvarado se reúne con el Presidente de Chile, Sebastián Piñera
Ambos Mandatarios celebraron el hecho que, en el año 2019, se cumplirán 20 años de la suscripción del TLC Chile - Centroamérica. En este marco, coincidieron en la importancia de proponer nuevas iniciativas para modernizar este instrumento.

España acusa a Puigdemont de rebelión y malversación de fondos por el referendo independentista catalán organizado en 2017.

Cabe recordar que el ministerio público atribuyó a Carles Puigdemont el impulso de la violencia del pasado 1 de octubre y recordó que él "fue advertido de inminentes disturbios violentos el día del referéndum" en la reunión de la Junta de Seguridad del pasado 28 de septiembre, pero que no solo no suspendió la votación sino que "ordenó" a los Mossos d'Esquadra que la permitieran, todo esto en contra del mandato del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

En un comunicado, el tribunal indicó que considera "no admisible" extraditar al líder soberanista por rebelión, como solicitó el juez Pablo Llarena del Tribunal Supremo español, reiterando los argumentos que ya había expuesto previamente, en los que apuntó que no se produjo el grado de violencia "suficiente". Se declaró muy contento y afirmó que se demuestra, una vez más, los engaños y mentiras de una causa judicial que nunca debería haberse iniciado.

Sin embargo, el presidente del Gobierno insistió en que la clave está en encontrar una solución política, basada en el diálogo entre Estado y Generalitat para "que sepamos exactamente hasta dónde podemos llegar".