Internacional

Ampuero recomendó "prudencia" tras carta firmada por Bachelet en apoyo de Lula

Ampuero recomendó

Otro de los firmantes, Jaime Gazmuri, planteó que "nos ha parecido dar esta opinión, vamos a construir con estas personalidades un comité de solidaridad con Brasil y Lula y desarrollaremos distintas iniciativas en un movimiento que no es sólo chileno, sino muchas voces en América Latina están manifestando en otra situación".

Como bien han identificado los juristas democráticos, esos instrumentos autoritarios de avocación de competencia, permitidos en el régimen militar de Brasil, son incompatibles con los preceptos de cualquier orden jurídico democrático, con la Constitución brasileña y con los códigos de ley.

La fiscal general de Brasil, Raquel Dodge, solicitó hoy al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) abrir una investigación contra el juez Rogério Favreto por haber cometido, presuntamente, el delito de prevaricato al conceder un "habeas corpus" favorable el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. No voy a renunciar al pueblo brasileño para recuperar nuestra democracia y hacer que este país crezca de nuevo con la justicia social”, sentenció. Las declaraciones de algunos testigos contra Lula, incluso algunos que cooperaron con la fiscalía, no eran del todo confiables, agregó.

Se trata de una iniciativa de los ex senadores Carlos Ominami y Jaime Gazmuri, y a ella se adhirieron, entre otros, el senador y ex secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, los socialistas y presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado, Maya Fernández y Carlos Montes, respectivamente, la cantante Isabel Parra y la escritora Marcela Serrano.

SEAT aterriza en China, esta vez para quedarse
El primer paso apunta al creciente mercado chino y los ambiciosos planes contemplan su posterior desarrollo a nivel mundial.

Al tiempo que el exmandatario decidió que era el momento de confirmar su presencia en las elecciones presidenciales de Brasil.

El expresidente brasileño permanece encarcelado, cumpliendo una pena de 12 años y un mes de prisión por corrupción.

El expresidente (2003-2010) se declara inocente de todas las acusaciones que pesan en su contra y las considera una "conspiración" que busca alejarlo de su tentativa de volver al poder en las elecciones de octubre.

Ambos casos fueron parte de la investigación Autolavado, en donde los fiscales alegan que políticos ofrecieron favores en contratos estatales a compañías a cambio de sobornos y contribuciones a la campaña.