Tecnología

Científicos descubren el color más antiguo del planeta

Científicos descubren el color más antiguo del planeta

El rosa brillante es el color más antiguo del registro geológico con unos 1600 millones de años de antigüedad, según ha revelado un reciente estudio.

Tras hallar las rocas que, originalmente, fueron encontradas por una compañía minera que perforaba a cientos de metros de profundidad hace una década, el grupo de investigadores las machacó.

"Los pigmentos rosa brillante son fósiles moleculares de la clorofila que fue producida por un organismo fotosintético que vivía en un antiguo océano que desapareció hace mucho tiempo", explicó Nur Gueneli, científica de la Universidad Nacional Australiana, que descubrió estas moléculas durante sus estudios de doctorado.

Los investigadores molieron las rocas de más de mil años de antigüedad hasta convertirlas en polvo, del que luego extrajo moléculas de los organismos antiguos en ellas, que luego analizó.

Incluso los científicos de la ANU, con apoyo del instituto Geoscience Australia y otros investigadores estadounidenses y japoneses, analizaron que el pigmento es de colro rosa brillante en su forma diluida y color rojo sangre o púrpura oscuro en su forma con concentración.

Trump se lanza contra la OTAN
El objetivo acordado por los países aliados, durante la cumbre de Gales de 2014 , es llegar al 2% del PIB en 2024. Según Trump , la destinación del 2% del PIB para gastos de Defensa no es un porcentaje suficiente.

"El análisis preciso de los antiguos pigmentos confirmó que pequeñas cianobacterias dominaron la base de la cadena alimentaria en los océanos hace mil millones de años, lo que ayuda a explicar por qué los animales no existían en ese momento", confirmó.

Comentó además que la estructura isotópica de la molécula podría ayudar a resolver el enigma sobre por qué tardaron tanto en aparecer formas de vida complejas y más grandes en los 4.600 millones de años de la historia de la Tierra, detalló la agencia DPA.

Por otra parte, el profesor asociado de dicha institución, Jochen Brocks, indicó que la aparición de organismos activos de gran tamaño probablemente fue restringido por un suministro limitado de partículas de alimentos más grandes, como las algas.

"Las algas, aunque todavía son microscópicas, son mil veces más grandes en volumen que las cianobacterias, y son una fuente de alimento mucho más rica", dijo Brocks en el comunicado.

"Los océanos cianobactriales comenzaron a desparecer hace unos 650 millones de años, cuando las algas comenzaron a diseminarse rápidamente para proveer el empuje de energía necesaria para la evolución de sistemas complejos, donde los grandes animales, inclusive humanos, podrían desarrollarse en la Tierra", explicó Brocks.