Internacional

Presionan a Gobierno de EU para unir a familias migrantes

Presionan a Gobierno de EU para unir a familias migrantes

Más de 2,300 menores fueron separados de sus padres después de que el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump implementó una política de "cero tolerancia" a principios de mayo, buscando iniciar proceso judicial a todos los adultos que cruzaron ilegalmente la frontera de Estados Unidos y México.

En la ciudad de Grand Rapids, Michigan, Ever Reyes Mejía salió de un centro del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), cargando a su sonriente hijo y su mochila. Un padre deportado, sin embargo, le dijo al Los Angeles Times que no sabía lo que estaba haciendo cuando firmó el documento dejando atrás a su hijo.

Los tres padres estaban abrazándolos y diciéndoles que todo estaba bien y que nunca más se volverían a separar, dijo Abril Valdes, abogada de cuestiones de inmigración.

Los adultos relacionados con 12 niños han sido deportados de los Estados Unidos y se les está localizando, nueve se encuentran bajo la custodia de Buró del Alguacil por cometer diferentes ofensas, dos están en prisiones estatales acusados de varios delitos, y de un adulto se desconoce su paradero desde hace más de un año.

Tras analizar los casos, Sabraw concedió más tiempo al gobierno de Donald Trump, pero obligó a la administración a presentar hoy ante la misma corte en San Diego un plan para reunir al resto de niños menores de cinco años con sus familias.

Cielosports: Luka Modric puede ser campeón y también terminar preso
Todo por el caso Mamic , donde habría dado falso testimonio en uno de los casos de corrupción más grandes del fútbol croata. Más allá del resultado del domingo en Moscú ante Francia , su nombre permanecerá como uno de los héroes del 2018.

Los abogados del Departamento de Justicia dijeron al tribunal que, de esos 75, las autoridades podían garantizar que 38 regresarían con sus padres al final del martes.

El juez federal de San Diego (California) Dana Sabraw fue rotundo al decir al gobierno que los plazos que había impuesto estaban para ser cumplidos, pero aun así la administración Trump sólo se había comprometido a liberar a una treintena de menores de 5 años antes de que se cumpliesen las dos semanas que les había dado. "Sabemos que se saltaron la fecha límite", ha aseverado. "No son metas ambiciosas", dijo Sabraw.

Cuando le preguntaron a Trump sobre el fracaso de su gobierno para cumplir plenamente con la orden judicial, respondió: bueno, yo tengo una solución: díganle a la gente que no venga a nuestro país ilegalmente. "Esa es la solución".

El Gobierno le había pedido al magistrado que extendiera los plazos porque necesitaba tiempo para hacer pruebas de ADN para confirmar las relaciones familiares, realizar verificaciones de antecedentes, encontrar a los padres que fueron liberados y revisar el estado físico de los padres.

"Nuestro proceso puede no ser tan rápido como algunos quisieran, pero no hay duda de que está protegiendo a los niños", declaró Chris Meekins, funcionario del Departamento de Salud y Servicios Humanos, del gobierno estadounidense.