Espectáculos

Da Avelina Lésper voz a grafiteros; termina mal

Da Avelina Lésper voz a grafiteros; termina mal

Por este motivo, ella invitó a los grafiteros a un debate abierto, el cual finalmente se realizó éste sábado en el Museo de la Ciudad de México. - La Secretaría de Cultura de la Ciudad de México dio a conocer que la crítica de arte Avelina Lésper recibió un pastelazo tras participar en un debate sobre el grafiti, como forma de expresión.

Durante su intervención, Lésper habló de la falta de nivel de ejecución, innovación, compromiso y rebeldía que aqueja a este tipo de expresión urbana, que ha caído en una dictadura masificada y "asimilada por los gobiernos como instrumento de demagogia".

Como una libertad creativa que no existe y con personajes que representan una inmediatez estática, sentenció que "están domesticados por el sistema".

"Decir grafiti es decir pintura o dibujo, el dibujo es arte, depende quién lo haga y el contexto, no podemos generalizar con simplemente decir 'el arte es hecho por gente inteligente o gente tonta", manifestó Heredia. "El grafiti funciona como una forma de comunicar".

Dijo también que "al igual que el arte contemporáneo VIP, [el grafiti] se posiciona como incuestionable y obliga a la aceptación desde el chantaje del victimismo social".

Escribe Miguel Ángel Reyes-Varela historia en el Abierto de Los Cabos
El doblista tapatío se convirtió en el primer tenista mexicano en ganar un certamen ATP en nuestro país desde que lo logró Leo Lavalle junto a Javier Frana hace 23 años.

Luego del encuentro -que duró un poco más de tres horas-, mientras Lésper hablaba para Milenio Televisión, fue jaloneada del cabello por un par de mujeres; luego, cuando ya se retiraba, un hombre se le acercó y le aventó en la cara una caja que contenía un pastel, que impactó en el rostro de la curadora.

"Antes del encuentro hubo intentos de sabotaje y corrió la versión de que se había cancelado". La enorme contradicción fue que una vez que estábamos en el debate, los gritos, las agresiones verbales y las interrupciones fueron constantes. Por ello me tuve que ir de allí huyendo, literalmente.

Por un lado estuvo Guillermo Heredia, grafitero que planteó cuáles son las bases del grafiti y desde ahí desarrollo una defensa del arte callejero.

Además que una persona le arrojó a Lésper un pastel en la cara, por lo que el Museo de la Ciudad de México reportó los atentados en contra de la crítica de arte y reafirmó que rechazan el uso de la violencia para dirimir controversias.

Una de las figuras más controvertidas de la escena cultural mexicana es Avelina Lésper.