Financiera

Los pilotos de Ryanair en Alemania se suman a la huelga

Los pilotos de Ryanair en Alemania se suman a la huelga

Los pilotos alemanes decidieron sumarse este miércoles a la huelga del viernes porque no ven en Ryanair "la voluntad de entablar verdaderas negociaciones salariales", señaló Martin Locher, presidente del sindicato Vereinigung Cockpit, que pide mejores condiciones contractuales y una subida de los salarios.

Por el momento, el sindicato alemán no ha comentado en qué conexiones aéreas se va a realizar la huelga aunque sí advirtió de que estarán afectados los vuelos que parten desde Alemania.

Para la compañía, detrás de estas movilizaciones está "un diminuto grupo de pilotos" de la rival irlandesa Aer Lingus, parte del grupo hispano-británico IAG, que "trabaja ahora con otros sindicatos de pilotos en toda Europa" para organizar protestas, según ha asegurado Jacobs. La aerolínea ya ha cancelado 146 de los 2.400 vuelos previsto el viernes en Europa.

"El aborto siempre será un drama", dijo el arzobispo Poli
En la Nación hay lugar para todos. "Quién sabe si entre ellos no nacerá un santo o una santa", concluyó. Solo les corresponderá el deber de aceptar morir, sin más.

La huelga comenzará el viernes a las 3.01 hora local (01.01 GMT) y terminará el sábado a las 2.59 horas locales (00:59 GMT).

Los pilotos de la aerolínea Ryanair en Alemania se han sumado a la huelga anunciada para el 10 de agosto. "Los pilotos de Ryanair ganan al menos un 30 % más que los de Eurowings y un 20 % más que los pilotos de Norwegian", sostiene en un comunicado el director de marketing y portavoz habitual de la compañía, Kenny Jacobs. De hecho, desde la compañía afean al sindicato alemán que no les hubiesen avisado de su decisión de parar el viernes con 7 días de antelación para así avisar a los pasajeros. Se trata de 250 vuelos con origen o destino Alemania, 104 en Bélgica, 22 en Suecia y 20 en Irlanda. Después de los parones efectuados a finales de julio por los tripulantes de cabina en España, Bélgica, Italia y Portugal, que provocaron la cancelación de más de 600 vuelos durante dos días, los pilotos volverán a aumentar la presión sobre la compañía con esta nueva huelga.

Los trabajadores consideran que Ryanair no ha mejorado significativamente sus condiciones laborales y salariales desde que anunció el pasado diciembre que, por primera vez en sus 32 años de existencia, reconocería a los sindicatos independientes. Asimismo, la aerolínea, líder en Europa del sector de bajo coste, ha reiterado que no cederá ante las demandas que pongan en riesgo su modelo de negocio, al tiempo que ha advertido de que podría reducir su calendario de vuelos invernal y su flota de aviones, con la posible pérdida de cientos de empleos.