Internacional

Trump reimpuso las sanciones a Irán

Trump reimpuso las sanciones a Irán

UU. y la Unión Europea (UE), ya que las sanciones afectarán a empresas europeas. "Estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para mantener a Irán en el acuerdo, para que Irán siga gozando de los beneficios económicos que el tratado brinda a los iraníes, porque creemos que esto es interés de la seguridad, no sólo para nuestra región, sino para todo el mundo", declaró la funcionaria.

El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, dijo el lunes que la única posibilidad de Irán de escapar de las sanciones sería aceptar una oferta para negociar con Trump un acuerdo más estricto.

En este sentido, el ministro iraní calificó de espectáculo de propaganda las más recientes declaraciones del presidente estadounidense, quien ha afirmado que tiene claras intenciones de retomar el diálogo con Irán sin condiciones previas.

El mandatario de los Estados Unidos comunicó a través de su cuenta twitter que cualquiera que haga negocios con Irán, no hará negocios con los Estados Unidos.

Estas primera ronda de sanciones estadounidenses incluye bloqueos a las transacciones financieras y a las importaciones de materias primas, así como medidas para impedir las compras en el sector automotor y en la aviación comercial.

Trump no solo ha abierto con las sanciones un nuevo frente de enfrentamiento con la UE sino también con China, uno de los principales aliados comerciales de Irán y con quien las tensiones comerciales y políticas de Washington son aún mayores que con Bruselas.

Ello haría muy difícil, por ejemplo, que empresas internacionales pudieran hacer negocios con el país persa.

Tasa de inflación diaria llega a 2,7% — Parlamento venezolano
En el documento presentado por la AN, se muestra que la tasa diaria en junio de 2018 fue de 2,7, asegurando que los precios de los productos se duplican cada 26 días.

¿No? Bueno, lo menos que pide entonces el iraní es que Estados Unidos regrese al programa nuclear que abandonó en mayo pasado y cuya salida abrió la vía nuevas sanciones económicas contra la República Islámica: el JCPOA.

Esas sanciones probablemente acentúen el deterioro de la ya maltrecha economía iraní, que sufre de una alta tasa de desempleo y una importante inflación.

"Estamos decididos a proteger a los operadores económicos europeos que participan en negocios legítimos con Irán", dijo en un comunicado.

Bruselas espera dar una protección jurídica a sus empresas, "sobre todo a aquellas que no tienen presencia física en Estados Unidos", con una "protección legal" que minimice el riesgo anulando el conjunto de decisiones que emanen de estas sanciones y afecten a las empresas europeas.

En noviembre quiere apuntar contra el sistema bancario y petrolero del país.

El diplomático norcoreano también informó a Rouhani sobre las negociaciones entre Pyongyang y Washington que tuvieron lugar en Singapur en junio.

"La embajada suiza, a cargo de operar la Sección de Intereses de Estados Unidos en Teherán, intercambió mensajes en los últimos 39 años y continúa haciéndolo", precisó el jefe de la diplomacia iraní.