Espectáculos

Hizo una agenda con dubujos para su abuela que no sabe leer

Hizo una agenda con dubujos para su abuela que no sabe leer

El nombre de la mujer es Encarna Alés y según cuenta esta historia que está arrancando más de una lágrima en Facebook, ella guarda consigo un preciado tesoro: una agenda ideada por su nieto basada en pictogramas, la creativa manera que encontró este para que su abuela pueda distinguir los números de su teléfono celular, a pesar de no saber leer ni escribir.

Preocupado por su abuela, a quien le encanta hablar por teléfono, decidió diseñarle una ingeniosa agenda con los números de las personas a las que siempre llama.

Esta gran agenda de teléfonos es sumamente importante para ella, quien pudo seguir con su autonomía tras la muerte de su marido, que sí sabía leer.

La relación entre nietos y abuelos es tan incondicional que las historias que los tienen como protagonistas no dejan de emocionar.

Eso, eso sí, ha sido una excelente excusa para Pedro, ya que cada vez que puede vuelve a Linares para junto a su abuela poner al día la agenda telefónica. Porque ella no sabe leer pero entiende perfectamente mis dibujos. "Nos lo pasamos en grande actualizando la agenda", escribió en su cuenta de Twitter.

De la cancha a la pantalla grande: Alexis tendrá una película
Alexis Sánchez sorprendió a sus seguidores en Instagram con el anuncio de una película a estrenarse el 2019 inspirada en su vida. Así empieza el tráiler de la película autobiográfica que Alexis Sánchez verá estrenar en el cine el año próximo.

Encarna Alés, de 74 años, tuvo que abandonar el colegio a los ocho años porque su situación familiar la obligó a tener que ir a trabajar.

"Un día mi padre trajo un tarjetero de plástico y fue metiendo las tarjetas y en cada una de ellas le fue escribiendo un número. Yo pensé que si en cada tarjeta le hacía un dibujo alusivo a la persona, sería todo mucho más fácil para ella".

"Me sé todos los dibujos", le dijo la abuela al sitio Verne por teléfono.

"Éramos ocho años y nos colocamos antes de tiempo, trabajando para que me dieran algo de comer. Empecé en una panadería y luego, a limpiar en casa de unos señores", recordó.