Internacional

No me arresten, soy una chica blanca, limpia y pura de raza

No me arresten, soy una chica blanca, limpia y pura de raza

Sin embargo la joven mencionó que debería ser liberada por ser una chica blanca, pura y con clase.

Con sus ojos elegantes e irritados, Lauren Elizabeth Cutshaw pronunciaba con dificultad las palabras y había alcohol en su sangre, según la policía de Bluffton, Carolina del Sur, según el Washington Post.

Cutshaw, de 32 años, le dijo al policía que no debería ser encarcelada porque era porrista, bailarina y una chica de fraternidad que se había graduado de una "universidad muy reconocida".

Al ser llevada esposada a la estación policial, se describió como una chica "con clase" y "blanca y pura'", escribió el agente en su reporte.

Uno de los agentes encontró que estaba ebria, así que le pidió caminar en línea recta y responder unas preguntas, lo cual acreditó su mal estado, este pasado sábado.

Hizo una agenda con dubujos para su abuela que no sabe leer
La relación entre nietos y abuelos es tan incondicional que las historias que los tienen como protagonistas no dejan de emocionar. Empecé en una panadería y luego, a limpiar en casa de unos señores", recordó.

Además, "reiteradamente afirmó, 'mi pareja es policía'" y agregó que intentaba llegar a casa de su novio cuando la detuvieron la madrugada del sábado.

Cutshaw, agente inmobiliario, le dijo al policía que había tomado dos copas de vino en The Bluffton Room, un lujoso restaurante.

Pero, otro agente que intervino con la fémina le incautó marihuana y papel para enrolar en el auto.

"Hacer declaraciones como estas como un medio para justificar que no la arresten es algo inusual en mi experiencia como agente del orden público y creo que demuestra aún más el nivel de intoxicación de la sospechosa", escribió el oficial en el reporte de arresto.

Al final, Cutshaw fue encarcelada por conducir en estado de ebriedad, conducir a exceso de velocidad y posesión de marihuana.