Internacional

Rescatada de una secta en Perú

Rescatada de una secta en Perú

La joven de 19 años Patricia Aguilar, rescatada a principios del pasado julio en Perú después de ser captada por el líder de una secta y pasar meses de cautiverio, ya se encuentra de camino a España. Así lo ha confirmado a Efe la abogada de SOS Desaparecidos, María Teresa Rojas, una asociación que se ha implicado desde el inicio en la búsqueda de Patricia Aguilar. "Por ese motivo, una vez más os pedimos vuestra colaboración solicitando El máximo respeto posible ante la llegada de Patricia, que no olvidemos que es una víctima y sería perjudicial para ella un recibimiento mediático e impactante", señala el comunicado de la familia Aguilar. Entendemos que los medios de comunicación, como parte fundamental de nuestro caso y al igual que toda España os habéis conmovido con esta historia y os merecéis una imagen para poder tener un final feliz, por la parte que respecta a Patricia.

Cabe indicar que Patricia Aguilar se fue de su casa en Alicante, España, el 7 de enero del 2017, luego de que Felix Manrique la captara por medio de las redes sociales y la convenciera para venir al Perú y unirse a él.

Noelia Bru, prima de Patricia Aguilar, difundió una fotografía donde se ve a la joven española, su padre y su pequeña hija de tan solo dos meses de nacida. El próximo lunes, a las 11 de la mañana, ofrecerán una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Elche para explicar más detalles. Él conoció por internet a Aguilar cuando ella tenía 16 años y atravesaba un momento difícil por la muerte de un tío cercano.

México está muy desfasado en materia de pueblos indígenas: Natalio Hernández
Los pueblos indígenas tienen una profunda conexión espiritual con sus tierras y recursos, manifestó la ONU . Se estima que hay 370 millones de personas indígenas en el mundo, que viven en 90 países.

La joven fue encontrada el pasado 4 de julio, sola y al cuidado de varios menores, entre ellos su bebé, en una casa ubicada en una zona considerada peligrosa de la selva del Perú, como resultado del operativo desarrollado desde la Fiscalía de Tratas de aquel país.

A varios kilómetros de allí fue localizado y capturado en una habitación el líder de la presunta, Félix Steven Manrique, junto a otras dos mujeres, una de ellas embarazada de ocho meses, muy delgadas y con signos de violencia.

Desde su liberación, la joven permanecía en un albergue de acogida del Ministerio de la Mujer de Perú, donde tanto ella como su hija fueron atendidas de la desnutrición que sufrieron durante su estancia en una especie de choza en mitad de la selva peruana, aunque el estado de salud de ambas ha mejorado.