Internacional

Detuvieron a una periodista argentina en Venezuela

Detuvieron a una periodista argentina en Venezuela

Laura Amalia Saravia, radicada en Londres, y sus colegas británicos Barney Green y Dan Rivers fueron arrestados por militares venezolanos en la localidad de Paraguachón, Estado de Zulia, cuando pretendían salir del país que preside Nicolás Maduro para cruzar a Colombia. "Estuvieron presos e incomunicados" en un comando de la militar Guardia Nacional en Río Limón (estado Zulia), publicó en horas de la noche el SNTP en Twitter. Entre ellos, la argentina Laura Amalia Saravia.

"Se desconoce el paradero de los tres periodistas", quienes "han estado en Venezuela durante tres días haciendo reportajes sobre turismo", agregó el sindicato. Su fecha de ingreso no está clara.

En un comunicado, la Cancillería argentina dijo haber conocido que Saravia, "junto con un equipo de prensa internacional" había sido "retenida" y que su embajada en Caracas hacía gestiones para velar por sus derechos.

Según el SNTP a las 2:20 de la tarde confirmaron que los profesionales fueron trasladados a Maracaibo, pero después se conoció que los trasladados fueron el personal de seguridad contratado. Sin embargo, en sus redes sociales consta que prestan servicios a la televisora británica Independent Television News (ITN). Los funcionarios los entregaron en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). No especificó el medio para el cual trabaja Saravia. Incluye empresas como BBC, NBC y Televisa, de acuerdo al curriculum publicado en Internet.

El Gobierno publicará precios de referencia para los combustibles
La idea sería evitar "abusos" o que los consumidores se encuentren con valores superiores a los "convalidados" por el Gobierno. Allí se desarrolló la Jornada Nacional del Agro 2018, que inauguró el presidente Mauricio Macri.

Por su parte, Rivers ha sido corresponsal de la cadena CNN en Londres y Bangkok, mientras que Green se desempeñó como camarógrafo y editor de Sky News en Londres y Washington, según sus perfiles de Linkedin.

Las autoridades no han hecho declaraciones sobre el caso.

Maduro, por su parte, acusa a las corporaciones mediáticas internacionales de estar al servicio de una campaña de Estados Unidos y la oposición local para derrocarlo.