Internacional

Huracán Florence: Cuatro personas muertas en Carolina del Norte

Huracán Florence: Cuatro personas muertas en Carolina del Norte

Florence tocó tierra en la mañana del viernes como huracán de categoría 1 sobre Wrightsville Beach, Carolina del Norte, dejando lluvias torrenciales y vientos de hasta 150 kilómetros por hora.

Vientos y lluvias del huracán Florence azotan la costa este de EE.UU. Florence, que llegó a tener vientos máximos sostenidos de 220 kilómetros por hora como huracán de categoría 4, bajó a categoría 1 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson.

"La tormenta está causando estragos", dijo Cooper, señalando que 680.000 abonados estaban sin electricidad en Carolina del Norte, que tiene una población de 10 millones.

Casi un día después de que el huracán Florence tocara tierra en la costa este de Estados Unidos, surgieron las cinco primeras víctimas mortales.

"Florence está produciendo ahora ráfagas de viento con fuerza de tormenta tropical" a 110 kilómetros por hora, dijo el NHC.

Florence toca tierra en EEUU E inunda parte de las Carolinas
El mar en ascenso se arrastró hacia la casa de dos pisos de Tom Copeland, que vive en una lengua de tierra rodeada de agua en Swansboro.

La cuarta víctima mortal es un anciano de 78 años que falleció cuando intentaba conectar un enchufe a un generador eléctrico en el condado de Leonoir, informó la oficina del gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, en un comunicado.

Los niveles de agua continúan subiendo en sectores costeros de Carolina del Norte, donde ha desbordado ríos, inundado casas y obligado al rescate de centenares de personas atrapadas. Jeff Cunningham, por ejemplo, decidió permanecer en su bote, amarrado en la marina de North Myrtle Beach, Carolina del Sur. "Durante 20 años, me quedé en cada huracán; no va a ser demasiado grande", dijo a la AFP.

"Si alguien pudiera ayudar. nuestros automóviles están bajo el agua y nuestra casa está inundada hasta el ático", pidió una usuaria de Twitter llamada Brianna desde New Bern, comunidad situada junto al río Neuse, que se preveía que podría sufrir los efectos de la marejada ciclónica.

"En unos pocos segundos, el agua subió hasta la cintura, ahora está a la altura del hombro", contó a CNN Peggy Perry, que debió refugiarse con tres familiares en la parte más alta de su casa.

Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur, Virginia y Maryland declararon el estado de emergencia. Las predicciones del NHC indican que Florence podría tocar tierra en las próximas 24 horas y que después atravesará las Carolinas a lo largo del fin de semana antes de enfilar debilitado los Apalaches en dirección norte a principios de la semana próxima.