Internacional

Así avanza el huracán Florence — En vivo

Así avanza el huracán Florence — En vivo

Desde temprano el viernes azotó la costa de Carolina del Norte con vientos de 144 kilómetros por hora e incesante lluvia, más de 200 personas han sido rescatadas y cerca de 600.000 están sin electricidad.

Roy Cooper, gobernador de Carolina del Norte, alertó que habrá "zonas que nunca han sufrido una inundación" y sufrirán los embates de "Florence". "Probablemente no haya un condado o una persona que no se vea afectada de alguna manera por esta tormenta tan masiva y violenta", agregó.

Quien no llegó al hospital fue una mujer de la ciudad de Hampstead, pues la ambulancia que fue a atenderla de un ataque al corazón no pudo llegar a tiempo debido a los árboles derribados en el camino por los vientos de Florence, que ya se degradó a tormenta tropical.

Este sábado se espera que el ciclón se degrade a depresión tropical, aunque hasta entonces podrían acumularse hasta 38 centímetros de lluvias en las Carolinas (del Norte y del Sur) y Virginia.

La agencia federal prevé un giro hacia el oeste-noroeste y noroeste el domingo y proyecta que para el lunes se dirija hacia el norte a través del Valle de Ohio.

La peligrosa marejada ciclónica causará que áreas que son normalmente secas cerca de la costa "se inunden por un aumento del nivel" del mar, que podría alcanzar entre 7 y 11 pies (2,7 y 3,35 metros de altura), resaltaron los meteorólogos. Más de un millón de personas ya han recibido la orden de evacuar la costa de Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia.

En este estado del sureste de EE.UU. fallecieron al menos cinco personas como consecuencia de Florence, que se encuentra ya en Carolina del Sur, donde está casi estacionario y presenta vientos de 45 millas por hora (72 km/h).

Las dos primeras víctimas mortales de Florence eran de la ciudad costera de Wilmington.

Floyd Mayweather saldría del retiro para una nueva batalla con Manny Pacquiao
La publicación incluye un video de ambos boxeadores hablando entre ellos en un evento, aunque es difícil escuchar lo que dicen.

Las predicciones del NHC indican que Florence podría tocar tierra en las próximas 24 horas y que después atravesará las Carolinas a lo largo del fin de semana antes de enfilar debilitado los Apalaches en dirección norte a principios de la semana próxima.

De todas maneras, la tormenta generaba estragos a su paso.

"Una mujer y su bebé murieron cuando un árbol cayó sobre su casa".

Además, una señora murió de un infarto en el Condado de Pender y otro hombre en el Condado de Lenoir murió mientras intentaba encender un generador, de acuerdo con el mismo medio.

Pero, con vientos sostenidos de unos 150 kilómetros por hora, esta tarea no fue sencilla, y las autoridades pidieron a unos 150 de los afectados que aguantasen como pudiesen pues las condiciones impedían su rescate.

En New Bern, Carolina del Norte, la crecida de las aguas por la tormenta arrasó la ciudad de 30.000 habitantes situada en la confluencia de los ríos Neuse y Trent. "Es un monstruo al que nadie invitó y que no quiere irse", dijo el gobernador de Carolina del Norte. Más de 600 mil hogares están sin electricidad.

Trump planea una visita a la región la próxima semana.