Espectáculos

Canelo Álvarez termina con el invicto de Gennady Golovkin

Canelo Álvarez termina con el invicto de Gennady Golovkin

En pelea pactada a 12 asaltos en el T-Mobile Arena, que llenó su capacidad de 21.965 espectadores, los jueces Dave Moretti y Steve Weisfeld anotaron la pelea 115-113 para Álvarez, y Glenn Feldman anotó 114-114.

Canelo Álvarez y Gennady Golovkin se abrazan después de la finalización de la pelea y justo antes de conocer el resultado.

"Viva México, cabrones", gritó extasiado Álvarez.

Después de que el réferi Benjy Esteves Jr. les recordó las reglas, la pelea dio inicio en punto de las 22:15 de la República Mexicana, que disfrutaba la Fiesta de Independencia. "(Golovkin) es un gran peleador". El tapatío quiso intercambiar golpes, pero quedaron en el aire. "Podría verlos pelear cualquier día", escribió en redes sociales.

"Se tienen todos los elementos para incluso hacer una trilogía, una pelea con el elemento de las ofensas, están calientes los dos y esperemos que sobre el ring resulte lo que todos esperamos", declaró Sulaimán.

Russell Westbrook será operado de la rodilla
Westbrook , que promedió la temporada pasada 25,4 puntos, 10,1 rebotes y 10,3 asistencias, se perderá al menos los primeros cinco partidos de su equipo.

El tercero de nuevo fue muy parejo.

Fue una pelea reñida que acabó con la carrera invicta de Gennady Golovkin. "Qué poder traen los dos", pensé en ese momento.

Hasta ese momento, Golovkin logró cortar la ceja izquierda del mexicano con un uppercut en el cuarto round, con Álvarez sacudiendo a su rival con una derecha volada en el quinto. El séptimo también fue para el mexicano y es que habría que recordarle a esos, que no faltan, que siempre hablan de engaños, que esto se gana por mejores golpes, no por más golpes. Esas combinaciones llegaron a partir del séptimo asalto, en el que Canelo empezó a sentir el desgaste y el daño producido por los impactos de GGG.

Interesante que después de un buen noveno round para el "Canelo", seguramente pensando en que tenía buenas posibilidades de terminarlo en el décimo, se persignó al salir de su esquina. Golovkin conectó el hopper en varias ocasiones. El mexicano pesó 1,59,4 libras, mientras que el kazajo 159,6 libras.

Eso fue lo que se respiró a metros del ring, desde un primer round en el que se midieron sin escatimar golpes hasta el final espectacular de un combate que cumplió con las ansias acumuladas durante un año. Pero se vino el desenlace y quien lo ganó, terminó por llevarse la pelea.