Espectáculos

Confiesa Paul McCartney detalles de su vida íntima

Confiesa Paul McCartney detalles de su vida íntima

Sesiones de masturbación en grupo, como una "diversión inocente", como la ha calificado Paul McCartney; la pérdida de la virginidad de George Harrison a sus 17 años celebrada con aplausos por sus compañeros, y la solicitud de las prostitutas a la llegada de la banda a un concierto en Las Vegas, hacen parte de las confesiones sexuales de The Beatles que hizo el músico a la revista GQ. "Y en lugar de estar simplemente borrachos y festejando, todos estábamos en aquellas sillas y las luces apagadas, y alguien comenzó a masturbarse y todos le seguimos", contó Paul. Y sucedió durante un viaje a Las Vegas: "Nos preguntaron si queríamos una prostituta para cada uno". Todos estaban en sintonía, hasta que Lennon acabó la magia nombrando a. Winston Churchill, el ex Primer ministro del Reino Unido.

La entrevista es publicada en momentos en los que McCartney presenta su disco Egypt Station, que incluye conciertos sorpresa, apariciones en programas de televisión, así como su Carpool Karaoke con James Corden. "Eso es lo más cerca que he estado de una orgía".

"Estábamos en la casa de John con un pequeño grupo de amigos".

"Estábamos todos como 'Brigitte Bardot, uhhh!' Y entonces todos seguíamos un poco más".

Trump a Planea pagar 20 mdd México
La ayuda también establece que deben expulsarse todos los inmigrantes que sean sospechosos de terrorismo aunque son escasos los de ese perfil.

El exbeatle aseguró que esto ocurrió una vez, o tal vez dos. (...) Ese tipo de hechos en los que no piensas mucho. "Era solo un grupo".

"Cuando lo pensás te das cuenta de que fue bastante obsceno".
Hay tantas cosas como esas de cuando eres un niño que ahora recuerdas y dices: '¿Hicimos eso?'. No lastimamos a nadie.

Sobre las curiosidades que giran entorno a la emblemática banda de rock, se encuentra aquella que dice que todos los Beatles, fueron testigos de la primera vez de George Harrison. Sé que teníamos una cama y dos pares de cuchetas y si uno de nosotros traía una chica podía quedarse junto a ella en la cama, taparse con una sabana y realmente no veías nada más que un poco de movimiento. "No lo sé, pero podría haber sido".

Paul McCartney considerño que esta cercanía forzada, que siempre compara con la de colegas del ejército, fue una de las fortalezas de los Beatles.