Financiera

Trabajadores de Google protestan por respuesta sobre acoso sexual

Trabajadores de Google protestan por respuesta sobre acoso sexual

Cientos de ingenieros y otros trabajadores de Google abandonaron sus puestos de trabajo el jueves por la mañana en protesta por el trato indulgente que el gigante de internet dio a directivos acusados de acoso sexual.

Tras las numerosas reacciones en los ámbitos más diversos de la industria, el entretenimiento y la política estadounidenses contra la posición de abuso de hombres hacia las mujeres, el movimiento Me Too llega ahora a Silicon Valley.

La protesta se produce a raíz de una publicación de The New York Times el jueves pasado en la que el rotativo aseguraba que Google había protegido a sus tres altos ejecutivos de las denuncias de conducta sexual inapropiada ofreciéndole a dos de ellos pagos multimillonarios para que se fueran en silencio y reteniendo al tercero en la compañía. Rubin ha asegurado que el artículo de The New York Times no es correcto y ha negado las acusaciones en un tuit. "Entiendo el enfado y la decepción que sienten muchos de ustedes". "También lo siento yo, y estoy totalmente comprometido a avanzar en un tema que ha persistido demasiado tiempo en nuestra sociedad. Y, sí, también aquí, en Google ".

Twitter evalúa eliminar el botón de "Me Gusta"
El cofundador de Twitter , Jack Dorsey , ha admitido que su compañía lleva ya tiempo buscando la forma de eliminar el corazón . El objetivo de esta medida radical no es otro que mejorar las conversaciones y las interacciones por parte de los usuarios .

La semana pasada, en un correo electrónico, Pichai y Eileen Naughton, la ejecutiva de Google responsable de recursos humanos, intentaron tranquilizar a los trabajadores asegurándoles que tras la partida de Rubin hace cuatro años la compañía ha tomado medidas contras las conductas sexuales inapropiadas. El comunicado no mencionó los supuestos incidentes que salpican a Rubin y DeVaul, pero el CEO tampoco puso en duda la información publicada por el Times.

En el mail indicaba que la empresa había despedido a 48 empleados, incluidos 13 funcionarios de alto rango, por acoso sexual en el lugar de trabajo en los dos últimos años; pero que ninguno había recibido indemnizaciones por despido.

El descontento entre los 94,000 empleados de Alphabet y decenas de miles de contratistas más no ha afectado notablemente a las acciones de la compañía.