Financiera

La Ley de Financiamiento al detalle

La Ley de Financiamiento al detalle

Juan Guillermo Ruiz, actual socio de la firma de abogados Posse Herrera Ruiz y ex presidente del Instituto Colombiano de Derecho Tributario, asegura que debe ser un hecho aprobar una nueva reforma tributaria que facilite y apoye la inversión, reduciendo los niveles de tributación empresarial. Para conseguir ese dinero el gobierno plantea cambios importantes en las posibles fuentes de ingresos como el IVA, el impuesto de renta, la fiscalización y la venta de activos.

Adicionalmente, con la Ley de Financiamiento, el Gobierno cumple con una de las promesas del Presidente Iván Duque Márquez de bajar la carga tributaria a los colombianos, mejorar la competitividad de las empresas e impulsar el empleo. Esta devolución, en el periodo 2019 a 2022 tendría un costo aproximado de 2,6 billones de pesos, según el gobierno.

La ley plantea bajar el IVA gradualmente, lo que Manzur Imbet considera conveniente, no obstante para lograrlo se ampliará el alcance del gravamen hasta 35 de los 56 productos considerados dentro de la canasta básica familiar.

El bolsillo de los que más ganan también se verá afectado.

Daniel A. Monroy, abogado y especialista en Análisis Económico del Derecho, le dijo a PanAm Post que la Ley de financiamiento es un eufemismo, no es más que una 'reforma tributaria' y que las propuestas que contempla la inactiva no se llevarían a cabo en cuatro años de Gobierno.

Escándalo en la Uefa que compromete al PSG y al Manchester City
El principio de ese contrato es simple: los resultados positivos del PSG se asocian con Qatar y benefician a su imagen. Una nueva revelación de Football Leaks amenaza con dañar seriamente la reputación del fútbol europeo.

Según el Gobierno, de aprobarse la Ley de Financiamiento, esto permitirá la disminución gradual del IVA que a la fecha es del 19%.

Reducción de la tarifa de renta: 32 por ciento en 2020, 31 por ciento en 2021 y 30 por ciento a partir de 2022.

"Se propone descontar de renta el IVA pagado por la importación de bienes de capital y la eliminación paulatina de lo que pagan las empresas por renta presuntiva". En contraste, en el impuesto de renta habrá un incremento importante de las tarifas de algunos hogares, la idea es que aquellos de altos ingresos tributen más y, si tienen un patrimonio superior a 3 mil millones de pesos, paguen un impuesto al patrimonio. Quienes tengan ingresos mensuales de hasta 4,8 millones de pesos, tendrán una tarifa cero; los que tengan de 4,8 a 7,5 millones de pesos mensuales, el 19%; de $7,5 millones a $18,1 millones, del 28%; de $18,1 a $33 millones, una tarifa del 33% y para ingresos de más de $33 millones, del 37%.

Se destaca, también, la posibilidad de exención temporal de impuestos para la llamada economía naranja y la inversión en el campo, dos temas recurrentes en la campaña presidencial. De acuerdo con la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, los pequeños empresarios pagarán "el 5% de sus ingresos brutos incluyendo renta, ICA, impuesto al consumo, aportes a la seguridad social en salud y pensiones de todos sus trabajadores y sistemas de implementación de factura electrónica de manera gratuita".