Internacional

Arrestan francotirador que quería matar al presidente de España

Arrestan francotirador que quería matar al presidente de España

Cabe destacar que el sujeto no había participado antes en actos violentos ni tenía antecedentes policiales, aunque señala Publico.es que frecuentaba ambientes ultraderechistas. Decía estar dispuesto a "sacrificarse por España", según ha adelantado este jueves el diario 'Público' y ha confirmado MEDITERRÁNEO DIGITAL.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, agradece las muestras de apoyo recibidas tras la detención de un vigilante de seguridad que quería atentar contra él y reivindica el valor de la "convivencia, la palabra, de la defensa sosegada de las ideas y la serenidad tan necesaria también en la vida pública".

También aclaramos que el detenido, Manuel Murillo Sánchez, nunca ha sido afiliado de VOX ni ha tenido ninguna relación con el partido.

Los Mossos solicitaron una orden de entrada y registro del domicilio de Manuel M., donde el pasado 19 de septiembre hallaron 16 armas de fuego cortas y largas, incluido un fusil de asalto militar Cetme, un subfusil ametrallador checoslovaco Skorpion vz. Los Mossos decidieron actuar al descubrir que era un gran tirador. Entre ellas se encontraban cuatro rifles de alta precisión, especializados en acertar un disparo a un objetivo localizado a 1.000 o incluso 1.500 metros, y un subfusil de asalto. Y en su coche transportaba dos pistolas, una de ellas modificada e ilegal.

Este vigilante de seguridad privada -con licencia de armas por su profesión y su afición deportiva- empezó a buscar cómplices para acabar con ese "rojo de mierda" -como escribió en un grupo reducido de WhatsApp- con el que compartía uno de los apellidos.

El lujoso y extravagante contrato de Mbappé con el PSG
Mbappé iba a ser blanco, pero sorpresivamente se tiró para atrás y quiso fichar por el PSG también por un costo de escándalo. Y es que Jorge Mendes se embolsó una comisión del 5% del traspaso ( 9 millones de euros ).

Fue arrestado hace tres semanas pero el Gobierno decidió que lo mejor era la discreción y no trascendió la detención.

Fuentes del Ministerio del Interior han informado a EFE de que el tirador ya está en prisión. El caso está en manos del Juzgado número 3 de Terrassa, ya que la Audiencia Nacional -máxima instancia penal- rechazó que se tratara de una amenaza "terrorista". La investigación se ha abierto por conspiración para atentar contra autoridad con uso de armas, amenazas graves, tenencia ilícita de armas, municiones y explosivos y un delito de odio.

El sospechoso está actualmente en prisión incondicional en el Centro Penitenciario Brians-2, en Sant Esteve Sesrovires, cerca de Martorell, donde habría confesado nada más entrar sus intenciones de atentar contra Pedro Sánchez.

Después de esto, se dio aviso al área de Seguridad de La Moncloa.

"Este tipo de amenazas es una constante a la que, por supuesto, no debemos acostumbrarnos".