Deportes

Rodea a nado Gran Bretana en 157 días

Rodea a nado Gran Bretana en 157 días

Durante todo ese tiempo, no tocó tierra firme y nadó en medio de fuertes mareas, tormentas, frentes fríos, exponiendo su cuerpo a un cruel castigo que no imaginó que sería capaz de soportar, narró a medios internacionales.

Se trata del atleta aventurero Ross Edgley, que pasó 157 días en el agua y nadando con turnos de seis horas y descansaba en su bote de apoyo. A su regreso, se le unió un grupo de 300 nadadores que, a modo de recepción, lo acompañaron en los últimos 1.600 metros de su ruta.

Tras festejar su hazaña, ahora llega también una parte compleja; recuperar el cuerpo luego de haber sufrido los embates constantes del agua salada.

Llegada con fans. Una multitud recibió al británico luego de dar la vuelta nadando a la isla. El sol y el agua salada sometieron a su cuerpo de tal forma que empezó a tener ampollas y carne viva expuesta. "Levantarte y que las sábanas estuvieran pegadas, tener que sacarlas y volver al agua". cuenta. "Me desperté una mañana y había trozos de mi lengua sobre mi almohada", explicó en referencia a lo grande que se veían sus papilas gustativas.

Tribunal podría pedirle a Enrique Iglesias una prueba de ADN
Hasta el momento, ni Enrique Iglesias ni ninguno de sus hermanos se ha pronunciado respecto a la posibilidad de que les hagan una prueba de ADN .

Sorpresivamente, Edgley aseguró en la BBC que todavía no se ha "aburrido de nadar" y que ya han surgido algunas ideas para otro desafío.

Edgley, que había esperado terminar en 100 días, le dijo a los familiares que se habían reunido en la playa que lo saludaran: "Lo siento, llego tarde".

El 14 de agosto pasado, Edgley ya había inscripto su nombre en el Libro Guiness de los récords al cumplir 74 días de su partida, considerada la marca más importante de nado en el mar abierto.

El inglés, quien se sometió a una dieta diaria de más 15.000 calorías, con la que subió casi 20 libras y quien comía muchas bananas, agregó estar listo para un nuevo reto, entre los que se encuentran haberse inscrito en el Libro de los Récords Guinness tras escalar con una cuerda una altura equivalente al Monte Everest en 19 horas, en 2016.