Espectáculos

Hallan el testimonio de arte figurativo más antiguo del mundo en Indonesia

Hallan el testimonio de arte figurativo más antiguo del mundo en Indonesia

El dibujo de al menos 40 mil años es algo más antiguo que otros que ya anteriormente fueron hallados en cuevas de España y Francia. Parece ser un banteng ('Bos javanicus lowi'), una especie que todavía existe en el país, con una lanza en un flanco. Es "cualitativamente distinto" de las pinturas más antiguas encontradas en Europa y en África, que consisten en trazos geométricos o improntas de manos y que no representan el entorno natural ni las vivencias de los humanos prehistóricos. "Ahora sabemos que los humanos empezaron a hacer arte figurativo casi al mismo tiempo en extremos opuestos de Eurasia", afirma Aubert.

Desde la década de 1990, los científicos tienen evidencia de que las cuevas de las montañas del este de Kalimatan, una provincia de la isla de Borneo, contienen arte prehistórico, dibujos y otras imágenes entre las que se incluyen miles de representaciones de manos, animales y símbolos abstractos. Pero su verdadera antigüedad no se conocía con precisión.

A raíz del análisis de estas primeras pinturas figurativas, los investigadores apuntan a la existencia de una tradición paleolítica del arte rupestre que apareció por primera vez en Borneo hace unos 52.000 y 40.000 años. El equipo dirigido por Maxime Aubert, profesor de Griffith y principal autor de la investigación, fechó las pinturas con un método de uranio a partir de muestras de carbonato de calcio obtenidas de techos y paredes. El animal más antiguo datado en la cueva española de Altamira es un caballo de al menos 22.000 años.

La premonitoria escena que grabó Don Ramón antes de su muerte
El actor, sufrió cáncer de estómago y a pesar de someterse a una cirugía no pudo recuperar la salud. Lo siguiente en la escena son los pasos de Don Ramón hacia una bruma blanca.

Las pinturas color mora son claramente más recientes y los investigadores creen que se crearon hace 20.000-21.000 años. "Pero el hecho de que gran parte de ellas se encuentren en lugares de difícil acceso, donde las personas normalmente no viven, sugiere un elemento 'ritual' en su creación", explica. A su juicio, el hallazgo de Borneo "rompe la visión eurocentrista de que el arte surgió en Europa". "Estuvimos solos durante mucho tiempo teniendo las mejores pruebas de un arte figurativo temprano: instrumentos musicales, imaginería mítica y ornamentos tridimensionales en la Jura de Suabia, una sierra al suroeste de Alemania". La que es hoy la tercera isla más grande del mundo, formó parte durante la Edad de Hielo de la punta oriental del vasto continente de Eurasia, separado de Europa por 13.000 kilómetros de distancia.

En sus conclusiones este trabajo sostiene que el origen del arte rupestre no está en Europa cómo se ha creído hasta ahora.