Internacional

Una ecuatoriana será parte del Congreso de Estados Unidos

Una ecuatoriana será parte del Congreso de Estados Unidos

"No solo ganamos el distrito número 26 del Congreso, vamos a representar a todas las familias trabajadoras en el sur de la Florida", señaló Mucarsel-Powell ante sus seguidores.

En 2016 fue candidata al Senado y aunque no ganó, sí se dio a conocer.

"Yo soy ecuatoriana. (.) No tenemos representantes (en el Congreso) que hayan nacido en Sudamérica y tenemos más de 11 millones de inmigrantes en este país, yo siento que puedo llevar la voz de los inmigrantes a Washington", explicó Mucarsel-Powell.

Debbie Mucarsel-Powell nació en Ecuador y emigró a Estados Unidos cuando tenía 14 años en 1996. Usa el apellido de su esposo Robert Powell, con quien tiene tres hijos, pero decidió no quitarse el de su padre, Guido Mucarsel Yunes, un empresario que murió tras recibir varios disparos en 1995, en el sector de Urdesa Norte de la urbe porteña, según publica la revista Vistazo.

Muere el compositor Francis Lai
Y se recuerdan sus canciones para grandes personalidades de los 60 y 70 como Edith Piaf, Juliette Gréco o Yves Montand . La canción interpretada por Pierre Barouh y Nicole Croisille incluye el famoso tarareo "dabadabada".

Mucarsel-Powell obtuvo una votación del 50,72 % frente al 49,28 % del cubano-estadounidense Carlos Curbelo, según los resultados preliminares de la División de Elecciones de Florida. Aquí trabajó en la Universidad Internacional de la Florida (FIU por sus siglas en inglés) por 14 años y ahí fue Decana Adjunta de la Escuela de Enfermería y Ciencias de la Salud.

En las últimas semanas de campaña, Mucarsel-Powell intensificó sus ataques contra Curbelo cuestionando el apoyo que le ha dado el republicano a la derogación de Ley de Servicios Médicos Asequibles, conocida como ACA (Obamacare), en un distrito donde más de 90,000 personas están inscritas en el programa de servicios médicos asequibles.

Con la derrota de Curbelo, y de María Elvira Salazar, solo queda un representante por Florida en la cámara baja que es de origen cubano, Mario Díaz-Balart, y el poder del grupo de presión encabezado por el senador Marco Rubio se verá así reducido.

Con casi la totalidad de los datos escrutados en las elecciones de medio término en la Florida, la noche parece ser eterna para los cubanoamericanos republicanos que perdieron el control de los importantes distritos 26 y 27 del sur del estado.