Internacional

Duterte dice que obispos católicos "son inútiles" e invita a matarlos

Duterte dice que obispos católicos

"Lo único que hacen es criticar", afirmó anoche el mandatario filipino, Rodrigo Duterte, en un discurso desde el palacio presidencial en Manila.

Esa nación tiene al 85% de su población declarada católica y a pesar de ello dijo con dureza sobre los clérigos: "Esos bastardos no sirven para nada". En un discurso pronunciado ayer al margen de la ceremonia de premiación de los mejores trabajadores filipinos en el exterior (OFW), Duterte declaró que la Iglesia católica es la institución más hipócrita y que la mayoría de los sacerdotes es homosexual. Duterte les ha dicho incluso que son unos "hijos de puta" y también ha llegado a enfrentarse con los fieles afirmando que "Dios es estúpido" e invitándolos a no ir a la iglesia a "pagar a idiotas". La Conferencia de Obispos Católicos de Filipinas prefirió no replicar a los comentarios de Duterte, limitándose a sólo decir: "No echaremos más leña al fuego. Cualquier comentario solo exageraría el asunto", indicó hoy en un comunicado Jerome Seciliano, portavoz de la conferencia episcopal.

ONU anuncia plan anual para ayudar a países receptores de venezolanos
De acuerdo con Naciones Unidas, para el año 2019 alrededor de 3,6 millones de venezolanos podrían necesitar ayuda humanitaria. Esta semana tiene previsto reunirse con su par ruso, Vladimir Putin, en Moscú .

Por su parte, el portavoz presidencial, Salvador Panelo, defendió las palabras de Duterte y explicó que no hay que entenderlas en su sentido literal, sino más bien, como el empleo de una "hipérbole" para lograr un "efecto más dramático" en sus comentarios. El prelado respondió que no sabe lo que dice porque está "enfermo".

El enfrentamiento de Duterte con la Iglesia Católica se remonta a febrero de 2017, cuando la Conferencia de Obispos criticó la sangrienta guerra contra las drogas y la tildó de "reino del terror", a lo que el presidente respondió con insultos.