Internacional

Texas rinde honores y da último adiós a George H.W. Bush

Texas rinde honores y da último adiós a George H.W. Bush

Después de un funeral de Estado en Washington, al que asistieron los cinco presidentes vivos de Estados Unidos así como dignatarios extranjeros, el ataúd con los restos del expresidente George H.W. Bush, cubierto con la bandera estadounidense, fue trasladado a Houston, Texas, para su descanso final.

Quién fue George HW Bush?

Tras una emotiva ceremonia en Washington, sus restos regresaron a Texas, donde hizo su hogar y será enterrado el jueves.

"Me mostró lo que significa ser un presidente que sirve con integridad, lidera con valentía y actúa con amor en su corazón para los ciudadanos de nuestro país", apuntó, destacando su hiperactividad, su aversión a las verduras y su lealtad a la familia y los amigos.

En dicha reunión pudo hacer intercambio de ideas sobre la nueva situación en Estados Unidos, con los exsecretarios de Estado, Condoleezza Rice y Colin Powell.

En el funeral, el mandatario y sus antecesores demócratas se vieron forzados a una tregua incómoda.

Duterte dice que obispos católicos "son inútiles" e invita a matarlos
Cualquier comentario solo exageraría el asunto", indicó hoy en un comunicado Jerome Seciliano , portavoz de la conferencia episcopal.

El saludo entre Trump y Obama fue la primera interacción conocida entre ambos desde el traspaso de poder el 20 de enero de 2017, hace casi dos años.

La llegada del actual inquilino de la Casa Blanca ofreció el único resquicio para la polémica de la jornada, puesto que mientras Obama y su esposa le dieron cordialmente la mano, Bill y Hillary Clinton, ubicados a medio metro de distancia, no quisieron saludarlo.

El príncipe Carlos de Inglaterra, la canciller alemana, Angela Merkel; el rey jordano Abdallah II y la reina Rania; el presidente polaco, Andrzej Duda, acompañado por Lech Walesa, así como varios otros dignatarios extranjeros también acuden a la Catedral de Washington.

Desde la muerte de Bush, Trump cambió su postura provocativa habitual por una de solemnidad, tuiteando antes del servicio sobre "un día de celebración para un gran hombre que ha llevado una vida larga y distinguida".

A continuación tomaron la palabra la nieta del ex mandatario Jenna Bush Hager, el biógrafo presidencial Jon Meacham, el ex primer ministro de Canadá Brian Mulroney y el ex senador republicano Alan Simpson.

Bush, que dirigió Estados Unidos entre 1989 y 1993, en el turbulento final de la Guerra Fría, fue saludado por decenas de miles de estadounidenses en un velatorio de más de 36 horas en el Capitolio, donde también se vio a su fiel labrador, Sully.