Internacional

Trump explota e insulta a su ex secretario de Estado

Trump explota e insulta a su ex secretario de Estado

El presidente le ha respondido este viernes a través de la red Twitter, asegurando que Tillerson "no tenía la capacidad mental necesaria" para el puesto.

Trump ha utilizado Twitter para destacar el "gran trabajo" que está haciendo su nuevo secretario de Estado, Mike Pompeo, que sustituyó a Tillerson el pasado mes de marzo.

Trump no ha explicado por qué lo eligió entonces para ser el jefe de la diplomacia estadounidense. Según ha afirmado, "era tonto como una piedra" y "vago como el demonio". Era tonto como una roca y no podía deshacerme de él lo suficientemente rápido.

Sin embargo, "ahora la historia es totalmente distinta". "Estoy muy orgulloso de él", ha asegurado.

"Cuando el presidente decía 'esto es lo que quiero hacer y cómo lo quiero hacer', yo le tenía que decir 'entiendo lo que quiere pero no puede hacerlo de esa forma porque viola esta ley o viola este tratado'", ha relatado.

PSV homenajea a Carlos Salcido — Orgullo de Chivas
El juego terminó con una goleada por 6-0, aunque ninguno de los tantos fue de los mexicanos en la cancha, el Chucky Lozano y Erick Gutiérrez , lo cual habría representado la cereza del pastel.

"Me costó, viniendo de la empresa ExxonMobil disciplinada y muy orientada a seguir los procesos, trabajar para un hombre más bien indisciplinado, al que no le gusta leer, que no lee los informes y al que no le gusta ir al detalle en varios sectores", explicó.

"Creo que estaba harto de que yo fuera el tipo que le decía todos los días: "'No puede hacer esto, vamos a ver qué podemos hacer", agregó.

Trump despidió a Tillerson con un tuit y lo remplazó por el exdirector de la CIA Mike Pompeo, del que el presidente parecía apreciar el estilo más brusco. "Actúa según sus instintos, en muchos sentidos eso se parece a ser impulsivo", añadió, "pero no intenta actuar por impulsos, creo que él realmente intenta actuar según sus instintos".

Tillerson ha aclarado que, a pesar de la dureza de sus palabras, que han sido recogidas este viernes por la prensa estadounidense, no pretende atacar a Trump, sino expresar algo que le preocupa como ciudadano.