Internacional

Dimite abruptamente el presidente del Banco Mundial

Dimite abruptamente el presidente del Banco Mundial

Como causas, la institución menciona el continuado proceso de desaceleración de China, que se prevé pase de una expansión económica del 6,5% en 2018 al 6,2% en 2019, una décima menos de lo previsto hace seis meses; y la moderación del ya débil crecimiento en la zona euro, de un 1,9% el pasado año al 1,6% en 2019.

Por el potencial de las economías de países emergentes, entre ellos los de Latinoamérica, que aún con políticas inciertas y con una alta dependencia de los países ricos, crecerá el doble (4.2%) este año, según el organismo.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, anunció de manera sorpresiva renuncia al cargo a partir del próximo uno de febrero, poco más de tres años antes de cumplir su segundo mandato, sin precisar los motivos de su decisión, informó la propia institución.

A comienzos de 2018, la economía mundial avanzaba a toda marcha, pero perdió velocidad durante el año y el viaje podría volverse aún más accidentado este año.

"Estamos enfrentando un período difícil para la economía mundial y la volatilidad en los mercados financieros ciertamente nos dio esa señal recientemente", aseguró el martes la directora ejecutiva del Banco Mundial, Kristalina Georgieva, a periodistas en una conferencia telefónica.

Gobierno mexicano libera 16 presos políticos encarcelados "injustamente"
Adelantó que en el caso de los delitos estatales se buscará resolver los casos a través del amparo y de recursos de instancias federales. "16 personas de 368 casos sobre la mesa".

"A medida que aumenten las dificultades económicas y financieras para los países emergentes y en desarrollo, los avances mundiales en la reducción de la pobreza extrema podrían verse amenazados". Para evitar esto, advierte el organismo, es necesario que los países 'sigan invirtiendo en la gente, el crecimiento inclusivo y la construcción de sociedades resilientes'.

Jim Yong Kim, que abandona el Banco Mundial para recalar en la empresa privada, donde se centrará en aumentar las inversiones en infraestructura en los países en desarrollo, ha reconocido que ha sido "un gran honor" ejercer este cargo en una institución "llena de personas apasionadas dedicadas a la misión de acabar con la pobreza extrema".

Y aunque los países emergentes todavía se reclinan en entidades multilaterales y bilaterales para financiar su desarrollo, algunos de ellos han optado por incrementar carteras de préstamos con otras formas de financiamiento.

Hasta noviembre del año pasado, Panamá acumulaba una deuda externa de $5,619.80 millones a entidades multilaterales. Esto es lo que se desprende del último informe del Banco Mundial (BM), titulado, de manera premonitoria, Los cielos se oscurecen.