Internacional

Una joven saudí pide ayuda tras renunciar al Islam

Una joven saudí pide ayuda tras renunciar al Islam

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) pidió a Australia que considere recibir en calidad de refugiada a la joven saudita de 18 años que huyó a Tailandia por miedo a que su familia la asesine, según informó hoy el gobierno australiano.

Las autoridades migratorias tailandesas habían tratado el lunes de regresar a la mujer a Kuwait, donde reside la mayoría de su familia, a pesar de que la joven había dicho que corre peligro de muerte si regresa. Parecía resuelto el futuro de Rahaf Mohammed; sin embargo, su deportación ha sido paralizada.

Según la ONG Human Rights Watch (HRW), Al Qunun se enfrentó con su familia tras renunciar al islam, y un matrimonio concertado provocó que se decidiera a huir cuando se encontraba junto con sus parientes en Kuwait.

La agencia de refugiados de la ONU refirió su caso a Australia para una posible reasentamiento en este país con una visa humanitaria. La joven viajó huyendo de lo que denuncia es el maltrato de su familia (que en su mayoría reside en Kuwait).

A través de su cuenta de Twitter, Rahaf Mohammed va contando cómo van sucediendo los acontecimientos.

Acnur transmitió el expediente de Rahaf Mohamed al Qunun a este país para que examine la posibilidad de concederle el asilo como refugiada, lo cual el Gobierno ve con buenos ojos. "No haremos eso, nos adheriremos a lo humano". principios de derechos bajo el estado de derecho ".

"Estudiar su caso y determinar las próximas etapas podría tomar varios días", indicó en un comunicado Giuseppe de Vicentiis, representante del ACNUR en Tailandia.

Sunai afirmó que la joven llegó el sábado al aeropuerto Suvarnabhumi en un vuelo desde Kuwait, donde aprovechó que las mujeres no necesitan autorización de sus "guardianes masculinos" para viajar como ocurre en Arabia Saudita.

Supera Aquaman a Batman en taquilla -Reforma - 05/01/2019 | Periódico Zócalo
Obtuvo críticas mixtas de críticos y público, pero eso no pareció importar cuando se trató del resultado final. En caso de estar disponibles, se incluyen las cifras internacionales más recientes de viernes a domingo.

El padre -un gobernador de Al Sulaimi, una ciudad de la provincia norteña de Hail- y el hermano de Rahaf llegaron a Tailandia con la intención de encontrarse con la joven, pero la ONU deberá aprobar la reunión, según precisó el jefe de inmigración tailandés, Surachate Hakpan.

Las leyes de tutela restrictiva de Arabia Saudita rigen muchos aspectos de la vida de las mujeres. Las mujeres no pueden casarse, divorciarse, conseguir un trabajo, someterse a una cirugía electiva o viajar sin el permiso de sus tutores.

"Todo indica que Tailandia y Arabia Saudita intentan engañarnos", señaló.

La historia está siendo muy seguida por Twitter, donde la propia joven va actualizando las novedades de su caso.

Mohammed al-Qunun escribió en Twitter que había decidido compartir su nombre y detalles porque ahora no tenía "nada que perder".

Al Qunun llegó a Bangkok el sábado y, en un primer momento, las autoridades tailandesas le denegaron la entrada. Autoridades tailandesas pronunciaron que si la muchacha no quiere irse del país, no será expulsada contra su voluntad. "Quiero asilo", destacó Al Qunun en un vídeo publicado en Twitter, mientras en otro tuit expresó su deseo de ser acogida como solicitante de asilo en Canadá, Estados Unidos, Australia o el Reino Unido, entre otros países.

Este incidente recuerda el caso de otra saudita de 24 años, quien en abril de 2017 fue detenida cuando transitaba por Filipinas en dirección a Sídney para escapar de un matrimonio forzado.