Internacional

Grillos culpables de sordera y mareos del "ataque sónico cubano"

Grillos culpables de sordera y mareos del

Cuba recibió 639 mil turistas estadounidenses en 2018, una ligera alza (+3,1%) respecto al año anterior, a pesar de las fuertes tensiones diplomáticas entre Washington y La Habana, anunció este lunes el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

"Por supuesto, el pueblo estadounidense no cree en ninguno de estos trucos, sabe que en Cuba la seguridad está totalmente garantizada para cualquier diplomático, pero también para los turistas y cualquier visitante", dijo Rodríguez.

Los artículos bioRxiv, por lo mismo, pueden contener errores y dar cuenta de información que aún no ha sido aceptada o aprobada por la comunidad científica o médica.

La investigación fue dada a conocer la semana pasada y aún no ha sido publicada en una revista científica.

En este proceso, los investigadores escuchan consejos de varios expertos, llamados "árbitros", que han evaluado el documento y pueden identificar debilidades en las suposiciones, métodos y conclusiones.

El Departamento de Estado no se ha pronunciado todavía sobre el hallazgo.

Detienen en Polonia a un directivo chino de Huawei acusado de espionaje
Luego de pagar una fianza, está en libertad pero espera un proceso de extradición a EEUU que está pendiente de resolverse.

Pero ahora un grupo de científicos de Estados Unidos e Inglaterra analizó la grabación de la AP y dicen haber descubierto el origen del extraño sonido: se trata del canto de los grillos caribeños que viven en las cercanías de la sede.

El asuntos se remonta a finales de 2016, cuando diplomáticos de EEUU recién llegadas a La Habana reportaron dolor de oídos, mareos y otros síntomas a raíz de un sonido de alta frecuencia.

"El canto del grillo de cola corta de las indias (anurogryllus celerinictus) concuerda, en matizado detalle, con la grabación de AP, en duración, ritmo de repetición de la vibración, espectro de intensidad, estabilidad del ritmo y oscilaciones por latido", explicaron los autores de la investigación Alexander Stubbs y Fernando Montealegre-Zapata.

Los investigadores compararon la grabación analizada con los sonidos de insectos almacenados en una base de datos de la Universidad de Florida, y pronto detectaron la coincidencia con el grillo en cuestión.

Pese a que los propios estadounidenses reportaron que el sonido provenía de algún arma tecnológica como represalia de los cubanos por expulsar a sus diplomáticos en su país, el estudio de los biólogos descartó algún sonido externo a los grillos. Una publicación en el "International Journal of Social Psychiatry" consideró sospechoso que ningún cubano sufriera los síntomas y especuló sobre una situación de histeria colectiva.

La verdad que formal y oficialmente Estados Unidos nunca acusó directamente al Gobierno de Cuba de atacar a los diplomáticos, aunque la administración del presidente Donald Trump lo responsabiliza de no haberlos protegido lo suficientemente bien.