Deportes

El Vaticano estrena su equipo de atletas y sueña con los Juegos

El Vaticano estrena su equipo de atletas y sueña con los Juegos

Una monja que integra el equipo de atletismo del Vaticano corre frente a la basílica de San Pedro en el Vaticano.

El recién constituido equipo de atletismo del Vaticano, que aspira a participar en competiciones internacionales incluidos los Juegos Olímpicos, fue oficialmente lanzado este jueves después de alcanzar un acuerdo con el Comité Olímpico Italiano (CONI). Y, desde ahora, máximo responsable de la primera asociación deportiva dependiente de la Santa Sede.

En la presentación también participaron el presidente del Consejo Pontificio para la Cultura, el cardenal Gianfranco Ravasi, quien subrayó la relación entre el deporte, la solidaridad y la fe; y el presidente del CONI, Giovanni Malagò.

El visto bueno del CONI permite al equipo vaticano tomar parte en eventos nacionales e internacionales, además de tener acceso a entrenadores nacionales italianos y a facilidades médicos.

El equipo está conformado por un total de 60 atletas entre sacerdotes, monjas, guardias suizos, farmacéuticos y el caso más curioso es el de un profesor de la biblioteca apostólica que tiene 62 años de edad y es el más veterano.

En Canadá, científicos detectan señales de radio de otra galaxia
La mayoría de las señales captadas por telescopios en la última década se registran una vez y luego desaparecen. Con las anteriores, los científicos han registrado aproximadamente 60 ráfagas de radio rápidas únicas.

Curas, monjas, integrantes de la guardia suiza, farmacéuticos e incluso un profesor de 62 años forman el equipo de atletismo del Vaticano.

Siguiendo el mensaje de Francisco, que desde el principio de su pontificado llamó a abrirles las puertas a los migrantes, el equipo también cuenta con dos jóvenes africanos: Jallow Buba, gambiano de 20 años, y Ansou Clissé, senegalés de 19, que fueron fichados como "miembros de honor". Son solicitantes de asilo y viven en un centro de acogida a las afueras de Roma.

De hecho, prosiguió, la iniciativa buscaba crear un grupo deportivo vaticano, algo que representa una novedad porque no existía hasta ahora. Aunque sin olvidarse de Dios: el equipo compuso una "Oración del Corredor de Maratón", que imprimió en una imagen traducida a 37 idiomas (incluyendo árabe y swahili) que piensa distribuir en la línea de salida de las carreras.

"El primer objetivo de la Athletica Vaticana es divertirnos, y correr, que es lo que nos unió".

La primera competición en la que participarán atletas del equipo vaticano será la Corsa di Miguel, una carrera de 10 kilómetros que el 20 de enero recordará a Miguel Sánchez, un fondista argentino desaparecido en su país en la época de la dictadura.