Financiera

Presidente Bolsonaro aprueba fusión de brasileña Embraer y Boeing

Presidente Bolsonaro aprueba fusión de brasileña Embraer y Boeing

"Es nuestro patrimonio", explicó el presidente a la prensa.

Legat descarta que influyese en el retroceso el pronunciamiento de la calificadora S&P, que en la tarde colocó a Embraer (actualmente en BBB) en observación negativa a la espera de cómo transcurra la fusión.

La alianza necesita el aval del Gobierno, pues ostenta una "acción dorada" con derecho a veto que se guardó cuando en 1994 privatizó Embraer, que hoy es el tercer mayor fabricante de aviones del mundo y líder en el segmento de aeronaves para vuelos regionales.

Según había dicho Bolsonaro, de acuerdo a la última versión del contrato, informaciones tecnológicas de Embraer podrían ser entregadas a la empresa estadounidense.

Las declaraciones de la semana pasada impactaron los mercados, derrumbando las acciones ordinarias de Embraer 5.30 por ciento minutos antes del cierre de la Bolsa de Sao Paulo.

Pero el jueves, tras reunirse con sus principales ministros y con representantes de las tres armas, anunció su decisión.

Trump asegura que histórico cierre gubernamental se puede "resolver en 15 minutos"
En la gestión Clinton, hubo desacuerdos sobre el equilibrio del presupuesto y las proyecciones económicas. En ese momento, Trump podría poner fin al cierre parcial del gobierno.

"El presidente fue informado de que se evaluaron de manera minuciosa los diferentes escenarios, y que la propuesta final preserva la soberanía y los intereses nacionales. En ese contexto, no será ejercido el poder de veto (golden share) al negocio", afirma el comunicado. Se hizo evidente que la soberanía y los intereses de la nación se conservan. "La unión no se opone a la continuidad del proceso", escribió.

Aunque el acuerdo fue negociado bajo la administración de Michel Temer, se trata de la primera aplicación de la agenda neoliberal del ministro de Economía Paulo Guedes, basada en medidas de privatización, apertura al capital extranjero y medidas de ajuste para sanear las cuentas y dar empuje al débil crecimiento del país.

Tras conocerse la noticia, desde Boeing y Embraer expresaron su "beneplácito por la aprobación del gobierno de Brasil al acuerdo estratégico que dejará a ambas compañías en posición para acelerar su crecmiento en el mercado aeroespacial global".

En un comunicado, el fabricante aeronáutico brasileño ha señalado que, una vez que su Junta Directiva ratifique su aprobación previa, las dos compañías ejecutarán los documentos de transacción definitivos.

El nuevo joint venture, que abarcará los programas de aeronaves comerciales y sus servicios asociados, será en un 80% propiedad de Boeing, mientras que Embraer tendrá el 20% restante.