Financiera

Las compras del BCRA no frenan la divisa

Las compras del BCRA no frenan la divisa

En este lapso, se alcanzaron los valores máximos cuando los precios tocaron los $ 37,45, ocho centavos por encima del último cierre de la semana pasada.

El oficialismo está analizando la posibilidad de retomar el sendero bajista de la tasa de referencia de la economía, luego de que el rendimiento de las Leliq se mantuviera prácticamente estable a lo largo de diciembre.

El Banco Nación cerró el tipo de cambio del dólar mayorista a $ 36,90 vendedor para la transferencia, y el billete a $37,80.

Los analistas se sorprendieron con un comienzo de rueda sin operaciones durante la primera hora y hasta el momento en que el Banco Central anunció por el Siopel, el sistema electrónico en el que operan los mayoristas, una nueva subasta de dólares por un monto de U$S 40 millones, el doble del monto con el que ayer el Central incursionó en el mercado en su primera compra en el nuevo esquema de política monetaria.

Dicho programa introdujo una zona de libre flotación del dólar, y habilita al BCRA a intervenir en el mercado con compras de hasta U$S 50 millones por día. El jueves, con la venta de U$S 20 millones, la base monetaria se expandió en $ 746,1 millones.

The New York Times: estos son los mejores destinos del 2019
Entre los destinos turísticos también se incluye a las islas Malvinas , situadas en Suramérica y pertenecientes al Reino Unido. El otro destino sudamericano en el ranking es Salvador , en Brasil (14°).

"El inicio de rueda fue muy pesada y con una apertura que marcó cierta incertidumbre de precio", explicó Gustavo Quintana de PR Cambios.

En cuanto a la tasa, el organismo monetario volvió a convalidar una baja en la licitación de Leliq, donde pagó, en promedio 58,107% por sus letras a 7 días.

Sin embargo, esto no impidió que el billete perdiera 30 centavos en promedio y cerrara 27 centavos por debajo del piso inferior de la banda.

El mercado cambiario, mientras tanto, continúa con la tendencia a la baja que muestra en las últimas semanas. En el mercado avalan esa prudencia por los efectos que pueden producirse dado que con cada compra se inyectan pesos en la plaza.

Pese a su incursión, el Central no detuvo la baja de la divisa que, inclusive pasada la subasta, se mantuvo por debajo del piso de la banda de flotación y que terminó aún más débil en $ 36,90. Ayer la entidad conducida por Guido Sandleris intentó dar dos señales, una fue el compromiso con la zona de no intervención, por lo que comprará para moderar la apreciación del peso con la idea de evitar episodios como la corrida de 2018.