Tecnología

Los océanos no serán como antes, debido al cambio climático

Los océanos no serán como antes, debido al cambio climático

El cambio climático está provocando "modificaciones significativas" en el fitoplancton en los océanos del mundo, cuyo color cambiará hacia fines del siglo XXI "intensificando sus regiones azules y verdes", lo que impactará en los ecosistemas marinos, según un nuevo estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Los investigadores desarrollaron un modelo que simula el crecimiento e interacción de diferentes especies de fitoplancton, y cómo la mezcla irá cambiando a medida que aumenten las temperaturas en todo el mundo.

También simularon el modo como esas algas absorben y reflejan la la luz y cómo el color de los océanos cambia a medida que el cambio climático afecta las comunidades de fitoplancton.

El color del océano depende de cómo la luz solar interactúa con lo que hay en el agua. El color del agua azul se explica por el hecho de que sus partículas absorben casi todas las frecuencias de la luz, menos la azul y la violeta, que se reflejan hacia afuera. Por eso, regiones relativamente abiertas y estériles aparecen como de un azul profundo desde el espacio.

Los resultados prevén que las zonas azules se vuelvan más azules, reflejando el descenso de los niveles de fitoplancton -y de vida en general-, y las verdes aún más verdes, lo que indicaría una proliferación de especies de fitoplancton.

En tanto, algunas regiones que son más verdes hoy en día, como las situadas cerca de los polos, pueden volverse aún más verdes, a medida que las temperaturas más cálidas producen grandes floraciones de fitoplancton más diverso. "Pero será lo suficientemente diferente como para que afecte al resto de la red alimenticia que soporta el fitoplancton". El cambio climático, por su parte, está alterando las corrientes oceánicas y llevando disminuyendo los nutrientes en algunas áreas. La autora destaca que gracias a análisis, aunque no sea perceptible a simple vista, ya se ha comprobado que el color del mar ha cambiado, pues el fitoplancton, fundamental para enterrar carbono en las profundidades marítimas, es vulnerable al calentamiento de los océanos. El panel de científicos respaldado por las Naciones Unidas dijo el año pasado que requerirá una acción "sin precedentes" en la próxima década para que el mundo evite las consecuencias más catastróficas del cambio climático, cuyo límite irreversible han situado en 2030.

Mourinho se cae en partido de hockey y se vuelve viral
Por medio de las redes sociales se compartió cuando Mou lanza el disco para dar inicio al duelo. El 'Special One' se tropezó al intentar saltar un cordón de seguridad.

En lugar de buscar estimaciones derivadas de la clorofila, el equipo se preguntó si podrían ver una señal clara del efecto del cambio climático en el fitoplancton observando solo las mediciones satelitales de la luz reflejada.

"Más partes del océano van a mostrar un cambio de color en las próximas décadas de lo que se vería incluso con la clorofila".

Sin embargo, Dutkiewicz admite la dificultad que supone determinar si estos cambios se deben al cambio climático o a la variabilidad natural de la clorofila. Pero se puede ver un cambio significativo relacionado con el clima en algunas de estas bandas de ondas, en la señal que se envía a los satélites.

El equipo de Dutkiewicz modeló lo que sucedería en los océanos para finales de este siglo si el planeta se calentara en 3 ºC, lo cual está cerca de donde se cree que lleguen las temperaturas si los países cumplen las promesas que hicieron en el acuerdo climático de Paris.

"Habrá una notable diferencia en el color del 50 por ciento del océano para fines del siglo XXI -sentencia Dutkiewicz-". "El fitoplancton está en la base, y si la base cambia, pone en peligro todo lo demás a lo largo de la red alimenticia, llegando hasta los osos polares o el atún o casi cualquier cosa que quieras comer o ver en fotos". Podría ser potencialmente muy grave.