Tecnología

Astrónomo de Harvard considera que asteroide podría ser una nave alienígena

Astrónomo de Harvard considera que asteroide podría ser una nave alienígena

Distintas hipótesis trataron de explicar qué es ese objeto interestelar que captó el telescopio Pan-STARRS 1, y dentro de las posibles hipótesis se planteó que podría ser una nave alienígena.

Avi Loeb es director del departamento de Astronomía de la Universidad de Harvard, Estados Unidos.

¿SENSACIONALISMO? De 57 años, con más de 30 años dando clases en prestigiosas universidades y cientos de artículos científicos publicados sobre la naturaleza de los agujeros negros y las galaxias primitivas, Loeb desconcertó a sus colegas por el aparente sensacionalismo que lo llevó a esta teoría sobre extraterrestres y que llamó la atención de cinco productoras cinematográficas interesadas en llevar su vida a la gran pantalla.

Ahora, según dijo a The Washington Post, hizo "un cálculo" para apoyar su teoría de que "una nave espacial extraterrestre, o al menos una parte de ella, está volando en este momento por la órbita de Júpiter". Pero Loeb no estuvo de acuerdo y sugirió que probablemente provenía de otra civilización.

Contrariamente a esa hipótesis, Loeb y su colega, Shmuel Bialy, publicaron un artículo en el Astrophysical Journal en el que afirmaron que se trataba de "una vela luminosa flotando en el espacio interestelar, como un escombro de un equipo tecnológico avanzado".

Su teoría provocó el rechazo de la academia científica. "Oumuamua no es una nave alienígena". No obstante, algunos de sus colegas tildaron sus conclusiones de "ciencia sensacionalista y mal motivada".

"No diría que Zidane y yo éramos amigos" — Bale
No sentía que tuviera algo que demostrar, quería hacerlo por mí y por el equipo . Su golazo: "He vuelto a ver el gol un par de veces".

La mayoría de los científicos creen que Oumuamua es una roca o un asteroide desprendido de una estrella en fusión hace cientos de millones de años, o un cometa helado que deambula por el vacío interestelar.

Aunque Loeb es optimista respecto a encontrar vida extraterrestre inteligente, asegura que lo más probable es que sean totalmente diferentes a nosotros: "puede que no nos encontremos directamente con otras formas de vida, sino solo con sus artefactos", indica.

"Pero se mueve demasiado rápido para ser una roca inerte, y se aleja del Sol como si algo lo estuviera empujándolo desde atrás".

"Lo peor que me puede pasar es que me liberen de mis tareas administrativas, y eso me dará aún más tiempo para centrarme en la ciencia", manifiesta Loeb.

NO TEME PERDER SU TRABAJO Loeb, quien creció en un pueblo agrícola israelí, reveló que su interés por el universo empezó cuando se sentaba en las colinas a leer libros de filosofía. Todos los títulos que tengo, puedo devolverlos.

De hecho, aunque esta circunstancia no permite a los científicos identificar la forma exacta del asteroide, si se puede calcular el área aproximada de su superficie, ya que si fuera lo suficientemente grande, habría sido visto.