Espectáculos

Alemania: fracasó subasta de cuadros pertenecientes a Hitler

Alemania: fracasó subasta de cuadros pertenecientes a Hitler

Cinco acuarelas atribuidas al dictador nazi Adolfo Hitler desde sus inicios como un artista con dificultades no se vendieron en una subasta en la ciudad de Nuremberg, en el sur de Alemania, posiblemente por temor a que puedan ser falsas.

La casa de subastas Weidler no dejó en claro el motivo del fracaso de la subasta, aunque los elevados valores perdidos y las dudas sobre la autenticidad de las obras, expresaron los críticos, fue seguramente motivo primordial.

El periódico Nuremberger Nachrichten informó el domingo que no se recibieron ofertas por las pinturas, que tenían precios iniciales de entre 19.000 euros (21.500 dólares) y 45.000 euros (50.900 dólares).

Niños reporteros cuestionan a López Obrador sobre menores desaparecidos en México
Con respecto a Eitan, cuando tuvo oportunidad de hacer una pregunta al presidente , su tema fue sobre la fuga de cerebros . Este blog es un espacio promovido por el CONACYT que se enfoca en reportajes elaborados por niños.

Además de los cinco cuadros, la subasta de este sábado ofrece también al mejor postor otros objetos que pertenecieron a Hitler, como una silla de mimbre con una esvástica, un jarrón de porcelana de Meissen que representa un barco escuela de la Marina alemana o un mantel. H.' o 'A. Hitler', por dudas sobre su autenticidad.

"En la fiscalía de Nuremberg realizamos una investigación por sospechas de falsificación e intento de fraude", declaró a la AFP la fiscal general Antje Gabriels-Gorsolke, por lo que habrá que "verificar si Las pinturas son falsas u originales". Algunas obras van acompañadas de certificados de autenticidad pero también podrían ser falsas.

La casa Weidler aseguró que el hecho de que se estén investigando las 63 obras en manos de la policía "no significa automáticamente que sean falsas". La casa Weidler ya vendió varios cuadros atribuidos a Hitler, incluidas un par de acuarelas por 32 mil euros en 2009. Y el estudio grafológico de la firma se considera una prueba insuficiente. "Es lo que me molesta", añadió Klingen.