Internacional

El 23 de febrero ingresará la ayuda humanitaria a Venezuela: Guaidó

El 23 de febrero ingresará la ayuda humanitaria a Venezuela: Guaidó

Un segundo centro de acopio se instalará en Brasil en el estado fronterizo de Roraima (norte), y un tercero en una isla caribeña por definir.

Estados Unidos propuso un proyecto de resolución ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que Venezuela facilite la ayuda humanitaria, a lo que se opone Rusia por considerarlo "una excusa para la intervención militar directa".

"¡Venezuela, tenemos fecha! Un mes después de que los venezolanos tomamos juramento, el 23 de febrero será el día para que ingrese ayuda humanitaria en Venezuela".

"Queremos la paz para Venezuela, todos queremos la paz para Venezuela, que los tambores de guerra se alejen, que las amenazas de invasión militar se alejen", dijo Maduro, al encabezar una manifestación de seguidores en el centro capitalino.

Desde la tarima, el líder opositor de 35 años pidió a unos 250.000 voluntarios inscritos para colaborar en el ingreso de la ayuda organizarse este fin de semana en asambleas, cabildos y campamentos humanitarios.

Bajo la consigna "Venezuela le habla a la Fuerza Armada" centenares de opositores, algunos con banderas venezolanas colgadas en la espalda y portando gorras tricolor, iniciaron desde temprano concentraciones en varios puntos de Caracas para luego sumarse a la movilización.

Entre ellos no faltó el humor para responder a Maduro, quien considera una injerencia imperialista la ayuda humanitaria. Unos 2,3 millones de venezolanos (7% de la población) huyeron del país por la crisis desde 2015, según la ONU.

Canciller Arreaza se reunió con el Secretario General de ONU
La comunidad internacional está configurada en diferentes bloques de pensamiento para contribuir a la solución de la situación de Venezuela .

"Algunos hacen ver, sobre todo a la prensa internacional, que aquí en Venezuela hay posibilidad de una guerra civil (pero), aquí no hay posibilidad de guerra civil, y no hay posibilidad por un elemento: el 90% del país quiere cambio", dijo Guaidó durante un encuentro con jóvenes en la Universidad Metropolitana de Caracas.

El mandatario culpa a sanciones estadounidenses de la escasez de alimentos y medicinas que, junto con la hiperinflación, agobia a los venezolanos. Esta semana, los militares realizan ejercicios ante una eventual acción armada no descartada por el presidente Donald Trump. El jefe del Parlamento, presionado por los asistentes de una marcha efectuada este martes para que muestre resultados, replicó que en el envío de EE.UU. entrará "sí o sí a Venezuela".

Asimismo, descartó que haya un choque entre las tropas y los voluntarios -unos 120.000 según Guaidó- que se inscribieron para ayudar en el ingreso de la asistencia. "Ningún militar puede detener la ayuda que el pueblo precisa (...) Sigan adelante, a romper las cadenas", dijo.

Maduro afirmó a BBC que su país tiene depositadas en Inglaterra 80 toneladas de oro y confió en que no le sean confiscadas.

Pero Guaidó dice que no dialogará ni siquiera mediando el Vaticano, pues asegura que Maduro manipuló las negociaciones en el pasado para perpetuarse en el poder.

El Grupo de Contacto Internacional (GCI), de países europeos y latinoamericanos, aboga también por una salida pacífica a través de elecciones presidenciales, lo que Maduro rechaza.

La protesta opositora coincidirá con una movilización convocada por el gobierno en el centro de Caracas para conmemorar el Día de la Juventud, que recuerda una batalla librada por jóvenes en la lucha por la independencia del país, y para recolectar firmas para una carta que enviarán a Estados Unidos contra la intervención en el país sudamericano.