Financiera

"La ayuda humanitaria entrará en Venezuela el 23 de febrero" — Guaidó

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, aseguró este martes que la ayuda alimentaria que Estados Unidos destinó para paliar la crisis del país caribeño, y que ya se acopia en la ciudad colombiana de Cúcuta, "es cancerígena" y envenenará a quienes la consuman.

La Contraloría de Venezuela abrió una investigación patrimonial al opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de países, por recibir un supuesto financiamiento internacional.

Maduro negó que haya "emergencia humanitaria" y culpó de la falta de medicinas y comida a duras sanciones estadounidenses.

Buscando quebrar a la Fuerza Armada, sostén del gobierno, Guaidó ofreció amnistía a los militares que desconozcan a Maduro y les advirtió que impedir el paso de alimentos y medicinas es un "crimen de lesa humanidad".

Guaidó había anunciado el lunes que la ayuda humanitaria ya había empezado a entrar en el país.

Vestido con traje formal y camisa blanca; acompañado de su madre y su esposa, Guaidó reveló que a los más de 250 mil inscritos en el voluntariado para la entrega de la ayuda humanitaria recibirán un mensaje para iniciar la logística de la ayuda humanitaria. "En Venezuela no hay hambruna", dijo en una entrevista con la BBC de Londres difundida este martes.

Anunció que el segundo punto de acopio será instalado en el estado de Roraima, Brasil.

El Vaticano recibió delegación venezolana enviada por Juan Guaidó
En lo que sí están de acuerdo es que Maduro es ilegítimo y en que hay una necesidad de elecciones libres en Venezuela lo más pronto posible.

Levantando una pancarta que reza "Es la hora del coraje", Emilia Troya, estudiante de administración de 24 años, dice a AFP que la "única ruta" es la de Guaidó porque Venezuela vive en "dictadura" y "hay miseria y hambre".

En paralelo, se conoció que el líder de la Asamblea Nacional, participará en el encuentro internacional sobre ayuda humanitaria a su país que se realizará esta semana en la sede de la OEA en Washington. Luego enfatizó: "esta es una orden directa para la Fuerza Armada". "Ningún militar puede detener la ayuda que el pueblo precisa (...) Sigan adelante, a romper las cadenas", dijo.

En la misma línea de Nicolás Maduro, Gutiérrez manifestó que el país no necesita estas ayudas porque su gobierno cuenta con recursos suficientes para satisfacer las necesidades de la población.

El Gobierno venezolano ha rechazado las ofertas de ayuda, diciendo que no existe una crisis humanitaria en el país, que intenta salir de una crisis económica caracterizada por la escasez de alimentos y medicamentos.

"Ustedes (en el chavismo) hablan de una supuesta guerra que no va existir (.) ¿quién estaría dispuesto a ir a la guerra si (Maduro) no tiene ni siquiera el respaldo y el respeto de sus vecinos y el mundo?", dijo Guaidó al término de la manifestación.

En Nueva York, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ofreció al canciller venezolano Jorge Arreaza ayudar en una negociación.

La protesta opositora coincidirá con una movilización convocada por el gobierno en el centro de Caracas para conmemorar el Día de la Juventud, que recuerda una batalla librada por jóvenes en la lucha por la independencia del país, y para recolectar firmas para una carta que enviarán a Estados Unidos contra la intervención en el país sudamericano.