Financiera

'Tanta grilla me tiene hasta el copete': López Obrador

'Tanta grilla me tiene hasta el copete': López Obrador

"Hay que dejar a un lado los rencores, nada de odios, tenemos que reconciliarnos, no se va a los templos, no se va a la Iglesia y hay un momento en la ceremonia en que se dice, nos vamos a dar la paz, ¿sí o no?, -responden los asistentes que sí- entonces nos vamos dar la paz, vamos a llevar juntos la cuarta transformación de México".

Alfaro derrotó a Lomelí en la elección para gobernador y luego éste fue nombrado delegado federal en la entidad.

El mitin se convirtió en un duelo de porras y gritos de apoyo hacia López Obrador y Enrique Alfaro, el cual inició una hora antes de que arribaran el Presidente y el gobernador a la Plaza de la República de esta capital. Ante lo que expresó que "respetamos enormemente su liderazgo, comparto con usted los principios que ha defendido, tiene el respeto del gobierno de Jalisco".

"Tenemos el reto de la reconciliación, de trazar el camino para que este país salga adelante; hay quienes, por supuesto, sucede en cualquier rincón del país, prefieren apostar a la confrontación y el encono".

Jordan felicita a LeBron tras superarlo como cuarto máximo anotador
Durante el tiempo muerto que siguió esa acción, James se tapó la cara con la toalla, visiblemente emocionado. Me enamoré de este juego por Mike .

Ante una temperatura superior a los 25 grados y los candentes rayos del Sol, Alfaro Ramírez indicó que "independientemente de cuestiones políticas, siempre será para un servidor decir que es un honor ayudarle al presidente de México a sacar adelante a la nación".

En tanto, el presidente López Obrador agradeció al final de su discurso el apoyo, colaboración y respeto del gobernador Alfaro. Ya chole. Que se vaya por un tubo. "Ya chale la politiquería, la grilla, ya me tiene hasta la. el copete", expresó López Obrador.

Durante ambos eventos surgieron manifestaciones de abucheo, en este caso contra el gobernador Enrique Alfaro, a pesar que acudieron grupos de simpatizantes del mandatario a mitigar las rechiflas y reclamos. Lomelí subió al templete; Alfaro se puso de pie de su asiento: ambos se dieron la mano, se abrazaron y se dieron palmadas en la espalda.