Financiera

Molinos Cañuelas: "La empresa es sólida y no corre riesgos"

Molinos Cañuelas:

El Banco Macro pidió la quiebra de la compañía de alimentos Molino Cañuelas, por una deuda acumulada con la entidad financiera de 10 millones de dólares. La razón, una deuda acumulada que tiene la firma con la entidad financiera de u$s 10 millones.

Tras el pedido, la empresa nacida en Laboulaye en 1931, emitió un comunicado de prensa donde indicó: "Molino Cañuelas alcanzó un principio de acuerdo con los Comités de Acreedores financieros, integrados por instituciones multilaterales de crédito y financieras internacionales, como así también varios de los más importantes bancos públicos y privados nacionales, que representan un porcentaje abrumadoramente mayoritario del total de su deuda financiera, lo que nos augura un apoyo decisivo en el proceso de continuación de nuestras operaciones industriales y comerciales, en forma normal".

El pedido sorprendió a muchos no porque no se supiera que la compañía sufre una gran deuda financiera sino porque en febrero la empresa cordobesa propiedad de la familia Navilli ya había anunciado que estaba trabajando para descomprimir esa asfixia en sus números, que llega a centenas de millones de pesos. Una parte de esos ingresos serían destinados al pago de las deudas. Molinos Cañuelas es una empresa familiar con casi 90 años de historia que se convirtió en líder en producción de harinas, con más de 80% de ese mercado. Algunos bancos tenían la intensión de aliviar la presión para que la compañía pudiera recuperar algo de su rentabilidad.

Mercado Libre acuerda con PayPal una "inversión estratégica"
Asimismo, una asociada a Dragoneer Investment Group , acordó comprar 100 millones de dólares en acciones preferenciales perpetuas convertibles de la Serie A.

Entre los principales acreedores de Molinos Cañuelas se encuentran: Banco Galicia, con u$s 38,5 millones; Banco Nación, con u$s 55 millones; HSBC, con u$s 45 millones; Santander Río, con u$s 36 millones; Banco Provincia de Buenos Aires, con u$s 34 millones, y BBVA Banco Francés, con u$s 24,5 millones.

La falta de capital nuevo precipitó la situación actual.

Molino Cañuelas tiene 21 plantas industriales y más de 3500 empleados; elabora harinas, aceites, galletitas, panificados, pre mezclas para pizzas y alimentos congelados, entre otros, con las marcas Pureza, 9 de Oro, Cañuelas, Mamá Cocina y San Agustín. Molino Cañuelas, además, exporta a más de 60 países, una condición que le permitió acceder a préstamos en dólares con entidades internacionales.