Internacional

Iberia tiene que cancelar vuelos a Caracas por el apagón eléctrico

Iberia tiene que cancelar vuelos a Caracas por el apagón eléctrico

Iberia canceló este lunes su vuelo programado en su ruta Madrid-Caracas para mañana martes, debido al apagón que asola a todo el territorio nacional desde el pasado jueves en la tarde.

El vuelo de Iberia del jueves pasado ya se tuvo que volver de Caracas a Madrid de vacío, dado que, como consecuencia del apagón, en el aeropuerto de la capital venezolana no funcionaban ni los controles de seguridad ni las máquinas de facturación, ha agregado la fuente.

Además, Iberia anunció que definirá en las próximas horas, de acuerdo siga la situación en el aeropuerto de Caracas, si opera o no un vuelo previsto para este martes. La compañía ya ha contactado con los pasajeros afectados.

El intento de atraco terminó sin incidentes y los trabajadores ya han regresado a Madrid.

La Justicia quiere investigar a Guaidó por "sabotaje eléctrico" - Actualidad
Según el ministro de Comunicación , Jorge Rodríguez , ayer el suministro de energía eléctrica había sido restituido casi por completo y estaban en proceso de arrancar los sistemas de distribución de agua.

Finalmente, escoltados por varios coches de policía, las dos tripulaciones llegaron al aeropuerto y abandonaron el país.

A finales de febrero, el sindicato de pilotos Sepla pidió a Air Europa que paralizara las pernoctaciones de sus tripulaciones en Caracas, ya que consideraba que se ponía en riesgo la seguridad para pilotos y tripulantes de cabina.

Por su parte, la compañía que preside Juan José Hidalgo, aclaró hoy en una nota que "en ningún momento" la tripulación del vuelo UX071 ni la furgoneta que los transportaba hasta un hotel de la capital venezolana fue tiroteada, retenida o atracada.

Sin embargo, de acuerdo con el medio venezolano Efecto Cocuyo, tras el incidente, la aerolínea decidió que ninguna tripulación volvería a dormir en la capital venezolana ante la inseguridad que se ha hecho patente con este hecho y que, en cambio, los funcionarios viajarían hasta República Dominicana para dormir allí.