Internacional

Un médico que inseminaba con su propio esperma, tuvo 49 hijos

Un médico que inseminaba con su propio esperma, tuvo 49 hijos

Así lo ha comunicado la organización Defence for Children tras recibir los resultados del hospital Canisius Wilhemina de Nimega.

El escándalo desatado por este caso creció en febrero cuando un tribunal holandés decidió que las muestras de ADN de Karbaat debían ponerse a disposición de los padres y sus hijos para que pudieran efectuar las comparaciones.

Así lo confirmaron este viernes los resultados de las pruebas de ADN realizadas en el marco de una investigación, después de que la justicia de ese país accediera a que fueran publicados. Es cierto, ahora, que tiene al menos 70 hermanos, entre los 22 legítimos de Kaarbat, de varias mujeres, y los otros 48 de inseminación artificial no informada. Ha hecho saber que su padre le confió tener "unos 40 descendientes" concebidos por inseminación de sus pacientes.

Moniek Wassenaar, una de las hijas ahora confirmadas de Kaarbat, argumenta que el médico se aprovechó de las mujeres. Por esto, también se cree que el doctor falsificó los datos de los donantes. Una mujer no pudo encontrar al padre biológico de su hija, y ahí entró a fondo la inspección.

El hijo legítimo que aceptó ceder la muestra de ADN que ayudó a deshacer todo este hilo no quedó sorprendido por ganar casi medio centenar de hermanos, ya adultos, en el plazo de dos años. Durante cerca de 40 años, cerca de seis mil mujeres pasaron por la clínica, generando cerca de 10 mil hijos.

Venezuela | Maduro decreta asueto laboral el 15,16 y 17 de abril
Maduro también pidió hacer una reforma en la Ley Orgánica de la FAN "para fortalecer y perfeccionar los mecanismos". El mandatario ordenó que se le diera rango constitucional a las milicias, a 10 años de su fundación.

La clínica, que funcionó en Barendrecht, en las afueras de Rotterdam, Holanda, entre 1980 y 2009, fue obligada a cerrar, tras una inspección sanitaria que detectó "graves problemas administrativos, como la falta de registros y desorden documental". En febrero de 2019 un tribunal dio permiso a algunos interesados a contrastar su ADN con el del médico holandés por medio de objetos de uso personal.

El médico siempre rechazó someterse a las pruebas de ADN para comprobar las sospechas y calificó a las demandantes de "madres insatisfechas con el resultado" de la inseminación.

El juez advirtió que "si ha utilizado su propio esperma como médico, sin comunicarlo en su momento, tanto su viuda como sus herederos no pueden reclamar ahora que se respete el anonimato del doctor".

En una entrevista en el 2016, Karbaat afirmó que mezclaba el semen de varios donantes porque eso aumentaba la posibilidad de que la mujer se quedase embarazada.