Internacional

Una médica atendió a un motochorro que la había asaltado

Una médica atendió a un motochorro que la había asaltado

Una médica que minutos antes había sido asaltada por dos motochorros, debió asistir a uno de ellos luego de que el delincuente, junto a un cómplice, chocara contra un móvil policial en la capital tucumana.

Segundos después, Ramos llegó al lugar del accidente y notó que el herido era quien la acababa de asaltar.

Aunque la mujer le brindó atención médica al ladrón, este no se inmutó para pedirle que no lo denunciara, a lo que ella replicó que si lo haría. Cuadras después del asalto, los ladrones saltaron del vehículo para evitar un choque con un patrullero. Uno de los asaltantes fue detenido y el otro quedó lesionado en el suelo. Ella no defraudó su juramento hipocrático y salvó al ladrón que le había robado la cartera.

Ramos consideró que "la inseguridad genera muchos sentimientos encontrados" y contó que mucha gente quería "patotearlo y agredirlo", con mucho enojo.

En un primer momento, según contó la mujer, la situación la impactó pero cuando salió de la sorpresa decidió auxiliar al motochoro hasta que lleguara la ambulancia.

Revelan momento en que Arturo Longton abandonó set de programa
Chao, pa' la casa", dijo el aludido, mientras caminaba para abandonar el estudio, ante los rostros de incredulidad del resto de invitados.

"Creo que todos los médicos lo harían, no creo ser la excepción en esto, para eso nos han formado, para ayudar al que está desvalido", dijo la médica en una entrevista a Canal 10.

Tras conocerse el hecho muchas personas que acudieron de espectadores al lugar del accidente quisieron golpearlo, la doctora lo impidió y aun así el hombre la amenazó para que no hiciera la denuncia.

Y agregó: "Yo soy católica y creo en las segundas oportunidades, no soy quién para juzgar".

Y cerró: "La gente trataba de ladrona a su hermana, que llegó y decía 'yo trabajo y estudio'". Si sos pobre, sos ladrón, si alguien en tu casa es ladrón, ya lo son todos. Por ahí uno estigmatiza a las personas y no solamente a las personas, si no a toda la gente de una condición social determinada. Me dio mucha pena la hermana, voy a rezar por ella. "Dios siempre da otra oportunidad".

Sin embargo, la médica también señaló que no hizo la denuncia correspondiente porque cuando estaban subiéndolo a la ambulancia, el delincuente le recordó que "yo sé dónde vive", por lo que se sintió amenazada.