Internacional

Sacerdote arriesga la vida para salvar reliquias en incendio de Notre Dame

Sacerdote arriesga la vida para salvar reliquias en incendio de Notre Dame

"[Pero] aquí se trató más bien de salvar todos los artefactos posibles y los que no tratar de resguardarlos", dijo el teniente coronel Gabriel Plus de la brigada de bomberos de París, según recogió el diario británicio The Telegraph.

Este capellán del Cuerpo de Bomberos de París que durante años sirvió como sacerdote castrense fue el que entre las llamas y acompañado de algunos bomberos entró en la catedral de Notre Dame para salvar las Hostias consagradas y algunas de las reliquias como la Corona de Espinas o la túnica de San Luis (La 'indepe' Sor Lucía Caram se suma en Twitter a los patosos que ofenden con Notre Dame).

Las tres se han salvado de las llamas.

Ante el temor de que el Santísimo Sacramento y la corona se perdieran para siempre, el sacerdote, quien es capellán del Departamento de Bomberos de París, acudió con los bomberos para salvarlos del voraz incendio, arriesgando su propia vida.

Guillermo Zúñiga renuncia a la CRE
Me voy con grandes satisfacciones y profundamente agradecido con todos con quienes tuve el gusto de compartir. Estudió la Licenciatura en Derecho en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Entre otros tesoros que custodia la Catedral de Notre Dame también están uno de los clavos con los que se crucificó a Cristo y un fragmento de su cruz.

"El padre Fournier es un héroe absoluto", dijo uno de los bomberos a la estación de radio irlandesa NewsTalk. Se dirigió a las reliquias de la catedral y aseguró de que fueran resguardadas.

Esta reliquia llegó a París en 1238 cuando el rey francés Luis IX la trajo a su regreso de las cruzadas para conquistar Jerusalén. Entre ellas destacan los cuadros "Mays", las esculturas de los 12 apóstoles, la túnica de lino del rey San Luis, entre otros. Fournier había sido capellán del ejército francés durante la invasión a Afganistán a principios de la década pasada. Fournier ya antes era conocido por su coraje: tras los ataques terroristas del Bataclan en noviembre de 2015, ayudó a los heridos y rezó plegarias sobre los muertos.