Financiera

China: "No queremos pelear en una guerra comercial, pero no tememos luchar"

China:

Escalada en la guerra comercial Pekín-Washington: China anunció este lunes que aumentará sus aranceles aduaneros a la importación de productos estadounidenses que representan un monto de 60.000 millones de dólares anuales, en represalia a las medidas adoptadas por Donald Trump.

Los nuevos aranceles chinos, de entre 5 por ciento y 25 por ciento, entran en vigor el 1 de enero sobre unos 5,200 productos estadounidenses, como baterías, espinaca y café, informó el Ministerio de Finanzas de China.

La medida de Beijing afecta a 2.493 productos importados desde el país norteamericano, ignorando las advertencias del el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y las invitaciones a terminar las negociaciones comerciales.

"En este momento, pareciera que estamos en un choque de trenes en cámara lenta, en el que ambas partes se apegan a sus posturas", dijo William Reinsch, analista comercial para el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales y funcionario comercial de Estados Unidos. Después de eso, funcionarios de Estados Unidos acusaron a China de retractarse de los compromisos pactados en negociaciones previas.

La administración china ha venido sorteando los ataques arancelarios del Gobierno estadounidense, además que ha intentado llegar a acuerdos que permitan el restablecimiento de las relaciones económicas de buena voluntad con Washington, sin que esto haya dado frutos, por lo que ahora decidió defender su soberanía financiera.

La policía cubana reprime una manifestación de LGTBI
En el choque aparentemente no hubo heridos pero al menos dos personas fueron detenidas, una de ellas el activista medioambiental Ariel Ruiz Urquiola .

Las crecientes hostilidades comerciales podrían perjudicar a las economías de ambas naciones.

"Al revisar las 200 empresas que más exportan a EE.UU., es posible ver que las empresas que venden vidrio templado y materiales de construcción, sobre todo los de aluminio, han ido escalando sus ventas, principalmente producto de la tensión comercial, es decir, son empresas están aprovechando, mostrando una competitividad interesante que pueden explotar aún más con este aumento en los aranceles", dijo María Claudia Lacouture, directora ejecutiva de Amcham.

Los aranceles ya existían pero el gobierno de Trump los subió del 10% al 25%.

El republicano advirtió al líder del Partido Comunista que no tome represalias contra el alza de aranceles que impuso la semana pasada y dijo que los consumidores estadounidenses no pagarán por ningún aumento en las tarifas. Pero Kudlow, director del Consejo Económico Nacional, reconoció el fin de semana que los consumidores y comercios estadounidenses tendrán que lidiar con parte de los costos.

Davie Steves, presidente de la Asociación de Productores de Soya de Estados Unidos, expresó en un comunicado frustración de que "Estados Unidos se ha sentado a negociar con China 11 veces y todavía no ha cerrado un acuerdo".