Financiera

Cuba inicia racionamiento de productos básicos

Cuba inicia racionamiento de productos básicos

La ministra del Comercio Interior, Betsy Díaz, explicó que las medidas de regulación pretenden garantizar una distribución "justa y racional" de productos básicos como el pollo, el huevo, la salchicha, y artículos de higiene, según citan medios oficiales de la isla.

Los negocios en Cuba son operados por el gobierno y venden productos cuyos precios oscilan desde los altamente subsidiados hasta los enormemente caros según los estándares globales.

Productos como el huevo, el arroz, los frijoles, el chícharo y las salchichas, hasta ahora de venta liberada, pasarán a distribuirse de forma "controlada" por la cartilla de racionamiento, pero con precios no subvencionados, con el objetivo de evitar "el acaparamiento" y de acuerdo con "la disponibilidad" en el mercado.

La isla también sufre un embargo comercial de Estados Unidos de casi seis décadas y menos ayuda de Venezuela, un aliado clave de La Habana.

Algunos ciudadanos entrevistados por la agencia Associated Press (AP) consideraron que la medida de racionar no es lo que resuelve el problema.

Cuba importa entre el 60 y 70 % de sus alimentos, que equivalen a dos mil millones de dólares aproximadamente en alimentos, y la escasez intermitente de sus productos ya había sido común años atrás, pero actualmente se ha incrementado el número de productos que han desaparecido de los anaqueles, incluso por semanas.

China: "No queremos pelear en una guerra comercial, pero no tememos luchar"
Después de eso, funcionarios de Estados Unidos acusaron a China de retractarse de los compromisos pactados en negociaciones previas.

"El país atraviesa una coyuntura muy compleja de tensiones financieras a partir del recrudecimiento del bloqueo estadounidense contra el pueblo cubano, lo cual ha obligado a buscar nuevos mercados más distantes y, por tanto, más costosos y ello ha tenido un impacto en los niveles de abastecimiento a la población", precisa la nota.

"Lo que necesita el país es producir, que lo hagan producir, que haya mercancías, así es como se bajan las colas", expresó Manuel Ordoñez, un emprendedor de 43 años. Es una medida correcta.

En meses anteriores, sin que se informara pero de manera práctica, se limitaron las cantidades de botellas de aceite o jabón que cada comprador podía adquirir, pero las medidas de Díaz parecen generalizar el mecanismo a otros productos básicos.

De esta forma, una persona podrá comprar, por ejemplo, un máximo de 5 kilos de pollo congelado, así como un máximo de 7 kilos de arroz. Las reformas de mercado emprendidas por el expresidente Raúl Castro no han logrado impulsar la frágil economía de planificación centralizada.

"Hoy dependemos de importaciones que vienen de Estados Unidos (pollos)".