Deportes

Las frases más destacadas de Iñaki Williams en La Resistencia

Las frases más destacadas de Iñaki Williams en La Resistencia

De forma descarada, Williams respondió a las dos preguntas típicas del programa: cuánto dinero tiene en su cuenta bancaria y cuánto sexo practica a la semana. "Tengo entre 5 y 10 millones y follo cuatro veces por semana", dijo el futbolista del Athletic antes de comenzar su entrevista.

En una entrevista muy divertida, el jugador desveló que es conocido en el vestuario como "Pañaki", que viene de pañal, porque es "un calzonazos" con la parienta. Hicieron un trayecto largo, llegaron hasta la frontera y saltaron la valla de Melilla.

Los jugadores que frenan con más facilidad su velocidad son, a su juicio, Piqué, Jordi Alba y Semedo y explicó cuál fue la derrota más dolorosa en su carrera comparándola con el 4-0 del Liverpool al Barcelona: "Cagada como esa es complicado". También reconoció ser un gran aficionado a "las noches del Fortnite". "Pego unos gritos en casa jugando que la vecina tiene que flipar", alegó el del Athletic entre risas.

¿Has visto el trailer de ‘Elisa y Marcela’?
La cinta se estrenará el próximo 24 de mayo en cines y se espera que el 7 de junio ya se pueda disfrutar online en Netflix . Ahora, su historia se convierte en una película de la mano de Isabel Coixet, y Netflix ha lanzado ya su trailer.

Tomando la referencia con el Barça, le preguntaron si alguna vez había tenido algún fallo o noches como la del Barça en Anfield.

Allí fue donde conocieron a un hombre que les ayudó a llegar hasta la capital vasca, donde conocieron a un cura llamado Iñaki por el que Williams adquirió dicho nombre. Contra el Formentera en Copa del Rey, que nos eliminaron, nos pintaron la carita... a tu casa. Soy flojito eh, practico y practico y no hay manera. Hay gente que es muy friki, pero que flipas. les daba un puñetazo. "Una peinada de Sabin Merino en un córner y yo la empujo de cabeza y no la meto". "Y encima te bailan". "El otro día Yeray le dijo al míster "cámbialo, cámbialo", porque estaba reventado y no estaba corriendo para atrás".