Financiera

Monsanto, a pagar US$ 2.000 millones a pareja con cáncer por glifosato

Monsanto, a pagar US$ 2.000 millones a pareja con cáncer por glifosato

- Un tribunal de California condenó a Monsanto, el gigante de la agroquímica, a indemnizar con 2 mil millones de dólares a una pareja que enfermó de cáncer por usar Roundup, el controversial herbicida de la firma.

Según el veredicto del jurado del Tribunal Superior de San Francisco en Oakland, la compañía fue responsable de que los demandantes Alva y Alberta Pilliod contrajeran linfoma no Hodgkin (LNH), un cáncer que afecta al sistema inmunológico, según una portavoz de la pareja.

El panel otorgó 18 millones de dólares en compensación y 1.000 millones de dólares en daños punitivos a Alva Pilliod y 27 millones de dólares en compensación y 1.000 millones de dólares en daños punitivos a su esposa, Alberta Pilliod. "En lugar de invertir en ciencia sólida, invirtieron millones en atacar a la ciencia que amenazaba su agenda comercial", añadió.

Perú expulsa a otros 40 inmigrantes venezolanos con antecedentes penales
La Superintendencia de Migraciones estima que en el país estarían residiendo actualmente alrededor de 800.000 ciudadanos de Venezuela .

En un comunicado, Bayer se mostró "decepcionada" por esa sentencia y anunció su intención de recurrirla, como en los dos juicios anteriores. Bayer, que indicó que apelará al resultado, ha perdido hasta ahora tres juicios seguidos por reclamos que afirman que Roundup causa cáncer. Estos dos casos hacen parte de miles de juicios contra el producto Roundup que se celebran actualmente en Estados Unidos.

Bayer, que compró al fabricante de Roundup -Monsanto- el año pasado por 63,000 millones de dólares, enfrenta más de 13,400 demandas en Estados Unidos por el presunto riesgo de que el herbicida cause cáncer.

Bayer niega las acusaciones y dice que décadas de estudios realizados por la compañía y científicos independientes han demostrado que el glifosato y el Roundup son seguros para el uso humano. Bayer también apunta a que varios reguladores del mundo consideran que el glifosato no es cancerígeno para los humanos.