Tecnología

Según la Nasa, la Luna se está achicando

Según la Nasa, la Luna se está achicando

Video relacionado que te pódría interesar.

Finalmente, la NASA detalló que la Luna no es el único cuerpo celeste que se está achicando, sino que Mercurio ha presentado varias fallas de hasta mil kilómetros de largo.

¿Cómo se formó la Luna?.

Los científicos compararon al satélite terrestre con una uva transformándose en pasa, pues señalan que se ha ido "arrugando" y ha "adelgazado" unos 50 metros en los últimos cientos de millones de años.

"Creemos que es muy probable que estos ocho temblores se produjeran debido a fallas que se deslizaban a medida que se acumulaba el estrés cuando la corteza lunar se comprimía por la contracción global y las fuerzas de marea, lo que indica que los sismómetros de Apolo registraron que la Luna se está reduciendo y la Luna aún está tectónicamente activa" dijo Watters.

Glasnow, de TB, sale por molestia vs Yankees
Ahora mismo, encabeza el Joven Circuito con efectividad de 1.86 pese a que permitió tres carreras ante los Yankees el viernes. Voit fue golpeado por el venezolano Yonny Chirinos (5-1), un bateador después que DJ LeMahieu empató el juego con un jonrón.

Una importante revelación dio a conocer este lunes el científico Thomas Watters, del Centro de Estudios de la Tierra y Planetas en el Museo Nacional del Aire y el Espacio de Estados Unidos.

Un equipo de investigadores diseñó un nuevo algoritmo para volver a analizar los datos sísmicos de los instrumentos colocados por las misiones Apolo de la NASA en los años 60 y 70, cuyo análisis proporcionó datos de ubicación de epicentros más precisos para 28 terremotos lunares registrados desde 1969 hasta 1977.

Pero a diferencia de la piel de una uva, que es flexible, la de la Luna es rígida y se quiebra al empequeñecerse formando fallas donde un segmento de corteza es empujado encima de otro.

Estos acantilados que generalmente están provocando estas fallas de la corteza lunar pueden tener decenas de metros de altura y varios kilómetros de extensión.

De hecho, cuando los astronautas Eugene Cernan y Harrison Schmitt se desplazaron en el vehículo lunar en 1972, tuvieron que zigzaguear sobre el acantilado de la escarpa de falla Lee-Lincoln, en el marco de la misión Apollo 17.